"Que no se sepa nada del caso Nisman es impunidad"

A un año de la muerte de Alberto Nisman, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, cuestionó la demora en la investigación por su muerte y habló sobre el escenario actual.
Martes 23 de febrero de 2016


"Que no se sepa nada del caso Nisman es impunidad, perjudica a la Justicia argentina”, sostuvo en una entrevista en el diario El País de España.

En ese sentido, agregó: “Cuando se produjo el fallecimiento, hicimos un video que fue muy fuerte con una cantidad de casos muy diferentes entre sí sobre los cuales no hubo resultados de investigación, y terminábamos con Nisman. Esto es impunidad. Para terminar con esto lo primero que hay que hacer es tener una policía científica capacitada. El problema empieza ahí. La que investiga es la policía. Estar 20 años como en el caso AMIA es una frustración".

Con respecto a los nuevos magistrados que se incorporarán al máximo tribunal de Justicia, expresó: “Conozco muy bien a los dos jueces que van a venir, es gente de prestigio, son muy serios, pero la decisión la toma el Senado".

Por otra parte, opinó sobre las sospechas de corrupción que pesan sobre jueces y dirigentes: "No se puede hablar de los jueces como una vecina de mi barrio. Las denuncias, que se investiguen. No es algo generalizado, nadie está sosteniendo que hay corrupción en la justicia".

Ante la denuncia de Elisa Carrió en su contra, donde se lo acusa de enriquecimiento ilícito, lanzó: "Es una causa judicial que ofrecí toda la información. No me genera ninguna intranquilidad. Ella no es el del Gobierno".

Una de las principales consignas de Mauricio Macri es luchar contra el narcotráfico y Lorenzetti se pronunció en el mismo sentido: "Para la Corte el narcotráfico es prioritario".

También, opinó sobre su relación con el Ejecutivo: "Hay que enfrentar los problemas de forma sistémica. No lo hemos hecho hasta ahora. Este año hemos tenido reuniones muy buenas con la ministra de Seguridad, el ministro de Justicia, hay un vínculo de cooperación. Eso es bueno".

Además, reconoció que durante el kirchnerismo recibió presiones, pero que ahora no existen y subrayó: "Creo que la Argentina está en el buen camino. La tendencia en la sociedad es que valora cada vez más la importancia de un poder judicial independiente y de una Corte Suprema firme".

Por último, dijo: "Es muy probable que el caso de Milagro Sala llegue a la Corte".