Vidal convocó a gremios docentes para destrabar paritarias

El gobierno bonaerense cambió así de estrategia dado que ya no esperará al cierre de la paritaria nacional.
Jueves 25 de febrero de 2016
La gobernadora María Eugenia Vidal convocó para hoy a las 19 a los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires para intentar destrabar la negociación paritaria a 72 horas del inicio de clases.

El gobierno de Vidal cambió así de estrategia dado que ya no esperará al cierre de la paritaria nacional. Tampoco esperará la respuesta de los gremios nacionales que prometieron dar una respuesta mañana, viernes.

Vidal- que podría mejorar su oferta en casi diez puntos respecto de la última negociación- pretende tomar la iniciativa política para apurar el cierre antes del fin de semana.

La negociación bonaerense se postergó tres veces ayer, a la espera de una resolución en la paritaria nacional convocada por el gobierno de Mauricio Macri.

Los principales actores de esta provincia se trasladaron ayer a la negociación que tuvo lugar en el ministerio de Trabajo de la Nación: allí estuvieron el director general de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro; el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas y Roberto Baradel, secretario General de Suteba provincia de Buenos Aires.

En esta capital, la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) que integra el Frente Gremial Docente de la provincia de Buenos Aires junto a Suteba informó:"no vamos a asistir a ninguna discusión salarial provincial si primero no se firma el acta correspondiente a la negociación Nacional".

Petrocini aseguró que "se está jugando con el tiempo de los docentes" y agregó que "es impensado que a sólo 48 horas del inicio del ciclo lectivo 2016, no tengamos ninguna precisión al respecto". "Estas dilaciones interminables han generado un ámbito de tensión innecesario, cuando este conflicto se resuelve con una oferta que dignifique el salario de los docentes", aseguró la presidente de la FEB.

La negociación paritaria en esta provincia está paralizada desde el 12 de febrero cuando María Eugenia Vidal ofreció a los docentes un aumento del 24,1 por ciento. Los gremios rechazaron esta oferta. La convocatoria se suspendió tres veces la semana que pasó. Ayer se postergó nuevamente a la espera de una resolución en la paritaria convocada por el gobierno de la nación.

El gobierno de Vidal necesita de Macri para cubrir la brecha entre el 25 por ciento de aumento - al que podría llegar con recursos propios- y el 34 por ciento promedio que ofreció el gobierno nacional a los gremios nucleados en la Ctera.

Esta propuesta superadora requiere que la Nación garantice el envío de esos fondos; como mínimo unos siete mil millones de pesos.

La nueva negociación tendrá lugar en un escenario cada vez más tenso: ayer hubo una jornada de lucha y movilización convocada desde los gremios nucleados en la CTA en esta provincia. Participan la Asociación de Empleados del Estado (ATE); la Federación Nacional Docente, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (Cicop); la Asociación Judicial Bonaerense; y la Asociación de Empleados Legislativos (APL).

Los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires ya advirtieron sobre el riesgo de no inicio de clases el lunes próximo y responsabilizaron los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal por el conflicto que podría paralizar a 17 mil escuelas de este distrito el 29 de febrero.