Arroyo Salgado: "El mensaje de esta muerte fue infundir temor"

La jueza destacó 'la valentía' del fiscal Ricardo Saénz, quien adhirió a la hipótesis de homicidio. "Si esto no se esclarece, va a seguir el efecto que se planteó, que fue asustar", dijo.
Viernes 26 de febrero de 2016
La jueza y ex esposa de Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado, destacó la "valentía" del fiscal general ante la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, quien adhirió a la hipótesis de homicidio que plantea la querella. Además sostuvo que "el mensaje de esta muerte fue infundir temor".

Afirmó que no fue un suicidio sino un homicidio y pidió que se esclarezca el caso. "Si esto no se esclarece, va a seguir el efecto que se planteó, que fue asustar. El mensaje de esta muerte fue infundir el temor en la justicia, nadie quiere investigar al poder. Hay tantos casos denunciados y no están siendo investigados de la manera que la sociedad espera", apuntó en El Juego Limpio.

Reconoció que "en parte" se sorprendió y "en parte no", porque "Sáenz adhiere a nuestro plateo de que la jueza Fabiana Palmaghini debía asumir la investigación en lugar de la fiscal Viviana Fein, y se sumó a muchos planteos de la querella".

"Cuando vi un arma en el lugar, no tuve dudas de que lo habían matado. Nunca en nuestra casa hubo un arma, era una persona muy valiente, nunca se sintió atemorizado", relató la jueza.

Además, Arroyo Salgado destacó: "La actuación del fiscal Sáenz es sumamente valiente, y me parece que es digno de ser destacado. Hay que destacar que es el primer funcionario que interviene y que se anima a decir de acuerdo con las pruebas que hay en el expediente y el contexto de amenazas a Alberto y el entorno, que está probado que es un homicidio. Es el primero que afirma que Diego Lagomarsino tuvo participación en el homicidio ".