Olimpo vs. Arsenal: 2-1 en el debut del nuevo DT

Con el pie derecho entró Cristian Díaz como entrenador de Olimpo. El equipo bahiense le ganó a Arsenal 2-1 y cortó una racha de seis reveses consecutivos.
Lunes 29 de febrero de 2016

Más allá de que el público hoy lo reprobó cuando lo anunció la voz del estadio en el Roberto Natalio Carminatti, en el debut de Cristian Díaz como entrenador de Olimpo, el equipo bahiense le ganó a Arsenal 2-1 y cortó una racha de seis reveses consecutivos, cuatro del actual torneo de Primera División y dos que correspondían al cierre de 2015.


Si bien hubo abucheos en la previa, la mano de Cristian Díaz se notó favorablemente en el campo de juego y no sólo por el triunfo ante los del Viaducto.


Díaz cambió el esquema y el 4-3-3 le dio una mejor cara al conjunto aurinegro, se aprovecharon correctamente las bandas, hubo apuestas personales que quedaron justificadas como la Francisco Pizzini y se tornó interesante la producción de la zona de mediocampistas.

Los tres puntos fueron muy valiosos para la realidad de Olimpo, pero lo más reconfortante es que llegaron acompañados por síntomas saludables.


Si bien todos los goles surgieron en el segundo segmento, los aciertos en la red de Néstor Moiraghi, de penal a los 33, y del prometedor Franco Troyansky, a los 38, en el juego garantizaron el éxito con antelación, por lo que el descuento que consiguió sobre la hora Gonzalo Bazán fue más que nada para la estadística.


El partido mejoró bastante en la segunda parte, dado que el primer tiempo fue muy flojo, con poco ritmo, aunque de los dos el anfitrión ya jugó un poco mejor que su oponente.


El segundo episodio fue más intenso y Arsenal tuvo más peso en el ataque porque recurrió a Agustín Vuletich para acompañar al hasta entonces solitario Juan Sánchez Sotelo.


Hubo emociones frente a las dos vallas, hasta que, a los 32, una corrida de Orlando Gaona Lugo por derecha derivó en un buscapié y Marcos Curado lo empujó a Pizzini y el árbitro cobró el penal.


Moiraghi lo ejecutó fuerte y al medio y encaminó así el regreso tan demorado a la victoria de Olimpo.


A los 38, un giro de Troyanski sirvió para demostrar que merece que le tengan confianza como proyecto y valió el 2-0.


Después la precisión que tiene en la zurda Bazán le puso el resultado definitivo al cotejo, pero no alcanzó para comprometer el festejo de Olimpo.