¿Cuánto le habría pagado a sicario el intendente acusado?

Diego Lorenzetti, jefe comunal de La Calera, fue arrestado en un abrupto giro en la investigación por el crimen de su esposa. ¿Matar a una mujer cuesta menos que un auto usado?
Miércoles 2 de marzo de 2016
El intendente de la localidad puntana de La Calera, Diego Lorenzetti, fue detenido en las últimas horas en un abrupto giro en la investigación por el crimen de su esposa, Romina Aguilar.
Los investigadores judiciales sospechan que pidió un préstamo de 100.000 pesos para pagarle a los asesinos.

El arresto del intendente fue concretado en las últimas horas del martes, luego de que el día anterior se entregara a la Justicia un jockey brasileño quien habría confesado ante la jueza Virginia Palacios su participación en el homicidio.

Ediverto de Olivera Pereyra, alias "El Brasilero", era empleado de Lorenzetti.

El propio intendente había manifestado en los medios que se veía sorprendido por la detención de "El Brasilero" ya que solía trabajar para él como jockey de sus caballos.

Lorenzetti será indagado este miércoles por la jueza Palacios.

Según trascendió, Olivera Pereyra habría declarado que el fue quien manejaba la moto en la que se trasladaba la persona que ejecutó a la joven de 32 años.

Ahora se busca a otra persona que seria quien produjo los disparos que terminaron con la vida de Romina.

Diego Lorenzetti acababa de participar en la noche del martes en la marcha que habían organizado en el pueblo para reclamar justicia por el homicidio de su esposa, Romina Aguilar.

Según publica hoy El Diario de La República, el intendente había vuelto a su casa en el pueblo y estaba con su hijo de 16 años cuando le llegó la noticia: la jueza Virginia Palacios había ordenado detenerlo con el propósito de establecer si tuvo algún tipo de vinculación con el crimen de la joven.

El funcionario comunal fue apresado por una brigada de la división Homicidios que viajó a la localidad del Departamento Belgrano, 80 kilómetros al noroeste de San Luis, una vez que recibió la orden de la jueza.

Alrededor de las 23.00, el sospechoso ya estaba en San Luis.

Romina Aguilar, de 32 años, fue asesinada a balazos el pasado 30 de enero, cuando subía a su camioneta Renault Duster en el barrio Faecap de la capital de San Luis.

La jueza Palacios, relató el martes a un programa de radio que el detenido, de origen brasileño ya venía siendo investigado desde los primeros días de febrero en el ámbito de las hipótesis barajadas.

Los hechos se precipitaron tras un allanamiento en un taller donde se encontró una moto que responde a las características brindadas por los testigos.

"El brasilero" se presentó espontáneamente y luego de entrevistarse con la jueza, la doctora palacios dispuso su detención bajo el cargo de homicidio calificado.

En la entrevista radial, la magistrado reveló que el brasileño había admitido su participación en el crimen pero en forma "atenuada".

"Fue el fruto de un trabajo arduo", dijo la jueza Virginia Palacios al programa "Crónica del día" de Radio del Plata San Luis, agregando que el detenido echó mano al beneficio de los ocho días de prórroga para recolectar elementos probatorios útiles para su defensa.

Cabe recordar que una de las primeras hipótesis lanzadas al ruedo de los rumores, vinculó el crimen de la joven Romina como una suerte de ajuste de cuentas por presuntas deudas de juego y apuestas de Lorenzetti.

Pese a todo, el intendente de La Calera y su abogado, Berrueso siguen insistiendo en afirmar que el asesinato ejecutado por sicarios tiene un fondo de carácter político.

Según el abogado Berrueso, el "Brasileño" habría dado a la jueza Virginia Palacio varios nombres de personas que para él estarían involucradas en el crimen.