Profesor tenía fiestas de sexo y drogas con sus alumnos

El acusado es un maestro de secundario y quedó detenido por estas horas. Hay un menor de 17 años involucrado como cómplice. "Averiguación de corrupción de menores" es uno de los delitos que caratula la causa.
Lunes 14 de marzo de 2016

El rumor se había convertido en expediente. A fines del año pasado, había llegado a oídos del Juzgado Federal de la provincia de San Luis, subrogado por el doctor Alberto Fourcade, que un profesor de dos colegios secundarios de la capital de este distrito del país sería el anfitrión, en su propia casa, de algo al menos inquietante: fiestas entre él y sus propios alumnos, con fuerte presencia de drogas y de sexo. El docente mismo sería el encargado de proveer las sustancias.


Así, comenzó una investigación a cargo de la delegación San Luis de la Policía Federal. Con el tiempo, el personal de Brigada de la Delegación descubrió algo más inquietante todavía. "Los adolescentes mantendrían relaciones sexuales en el interior de la vivienda durante las fiestas", aseguró la Policía de la provincia puntana.

Aún no queda claro si el profesor abusaba de sus alumnos. "Averiguación de corrupción de menores" es uno de los delitos que caratula la causa.

El viernes, el juez Fourcade tuvo suficiente en su escritorio para librar la orden para que la PFA allanara el domicilio del profesor, en Presidente Perón al 500.

Martín Sebastián Rodríguez, de 38 años, el docente en cuestión, quedó detenido y a disposición de la Justicia.

En una minuciosa búsqueda en su domicilio se encontraron diversos dispositivos, entre ellos siete chips de celular y dos computadoras, además de una caja con 50 balas calibre 22.

En una de las computadoras, la Policía detectó fotos de menores en situaciones sexuales. También se incautó una camioneta Toyota Hilux y dos pendrives que serán peritados.

Hubo una escasa cantidad de droga, un total de veinte gramos de marihuana y 504 semillas.
Registros laborales demuestran que Rodríguez fue, al menos hasta fines del año pasado, empleado del Estado provincial de San Luis. Es irónico, al menos, ya que queda otro detalle clave: en la casa de la calle Perón también fue detenido un menor de 17 años.

La investigación del caso no lo señala como víctima, sino como cómplice.

UN HECHO SIMILAR

A fines del año pasado, en la localidad bonaerense de Luján, se sucedió un hecho que también involucró a personal de una escuela con un escándalo sexual, pero de otras características. Alumnas de quinto año de la Escuela de Educación Secundaria N° 20 de esa ciudad denunciaron a una auxiliar docente que intentó convencerlas para que tuvieran relaciones sexuales junto a su novio y otras jóvenes.


Según consta en la denuncia, la preceptora del curso "al terminar el horario de clase del día 20 de noviembre, convence a una niña de que suba a su automóvil, un Ford Fiesta blanco, con la excusa de ir a averiguar sobre las camperas de egresados.


Una vez arriba del auto, le traba las puertas y la traslada a la ciudad de Morón, invitándola durante el recorrido a participar de un trío sexual junto a su novio, intentando persuadirla pese a las reiteradas negativas de la alumna".


La docente fue removida de todos sus cargos a la espera de una definición judicial que todavía no llegó.