Ordenan pericia psicológica sobre el fiscal Nisman

La medida dispuesta por la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini es un complemento del peritaje integrador encargado a expertos de la Gendarmería Nacional.
Miércoles 16 de marzo de 2016

La jueza de instrucción Fabiana Palmaghini dispuso realizar una "autopsia psicológica" sobre el fallecido fiscal Alberto Nisman, como complemento del peritaje integrador encargado a expertos de la Gendarmería Nacional.



La "autopsia psicológica" había sido pedida por los abogados querellantes que representan a las hijas de Nisman y recomendada por la propia Gendarmería.

En rigor, se trata de un trabajo destinado a establecer, en un contexto histórico, cómo era Nisman y cómo se encontraba en los tiempos mediatos e inmediatos anteriores a su muerte.

Expertos de Gendarmería aportaron a la jueza detalles sobre experiencias anteriores en materia de "autopsias psicológicas", que indican que esa experticia debe realizarse en un lapso mínimo posterior a los seis meses de la muerte y uno máximo que no vaya más allá de los 18 meses.

El lunes pasado, el periodista Daniel Berliner aportó un audio de una conversación privada con Nisman en la que el fiscal aparecía eufórico hablando de la denuncia que había formulado contra la ex presidenta Cristina Fernández por supuesto encubrimiento de los iraníes acusados de volar la AMIA.

Ese audio fue difundido por la querella como muestra del estado de ánimo de Nisman en las horas que precedieron a su muerte.

Ahora, según revelaron allegados a las "partes" de la causa, la jueza hizo lugar a la "autopsia psicológica" como un nuevo elemento de prueba para contribuir a esclarecer la muerte.

El viernes próximo la Cámara del Crimen comenzará a resolver si la causa quedará en el fuero penal ordinario o irá a los tribunales federales de Comodoro Py 2002.

En esta última hipótesis, el nuevo juez de la causa deberá resolver si continúa adelante o no con la "autopsia psicológica".