Custodio de Gils Carbó apareció muerto con un tiro en la cabeza

Sebastián Rivero tenía 25 años, era oficial de la Policía Federal, y era parte del equipo de seguridad de la Procuradora General. Había custodiado también a Jorge Capitanich y Juan Manuel Abal Medina.
Jueves 17 de marzo de 2016

Sebastián Rivero tenía 25 años, era oficial de la Policía Federal, y custodiaba a la Procuradora General, Alejandra Gils Carbó.

Este miércoles, lo encontraron muerto en su casa de la localidad bonaerense de Sarandí: tenía un disparo en la cabeza.

Había custodiado también a los ex jefes de Gabinete Jorge Capitanich y Juan Manuel Abal Medina.

A las 5 de la mañana, se contactó con un amigo, antes de entrar a bañarse para luego ir al trabajo. Fue la última persona con la que habló.

Según narró un allegado íntimo a un diario, "había estado con mucho estrés por trabajar con Gils Carbó y comenzó a tener ataques de pánico".