Fariña: "Me tuvieron callado dos años"

El ex financista detenido por lavado aseguró que está dispuesto "aportar" elementos a la justicia para "esclarecer" esos hechos.
Lunes 21 de marzo de 2016
El ex empleado del empresario Lázaro Báez Leonardo Fariña, detenido por lavado de dinero, afirmó hoy que fue enviado a prisión para evitar que hable sobre las "maniobras" con dinero que realizaban personas allegadas al gobierno kirchnerista, pero afirmó que está dispuesto "aportar" elementos a la justicia para "esclarecer" esos hechos.

Fariña, quien se encuentra detenido por lavado de dinero en una causa por la compra de una estancia en Mendoza supuestamente con dinero de Báez, afirmó sentir temor por su padre y su hijo.
En un reportaje con El Trece desde la cárcel, recordó que el 10 de julio de 2013, poco antes de llegar a declarar a los tribunales de Comodoro Py, donde estuvo 14 horas, recibió "un mensaje de texto" que lo "presionaba" para que no declarara.

El mensaje procedía "del teléfono de Fabián Rossi en contacto con (Daniel) Pérez Gadín", sostuvo, en referencia al ex marido de la actriz Ileana Calabró y quien supuestamente se encargaba de formar empresas truchas en Panamá, y al contador de Báez, respectivamente.

"Ese mensaje lo aporté al expediente", pero "no pasó nada", dijo, por lo que responsabilizó a la "Procuraduría General de la Nación", a cargo de Alejandra Gils Carbó.

Fariña consideró que está preso porque "quieren tapar con un boludo de 24 años toda esta maniobra" de manejo irregular de dinero, sostuvo en referencia a él mismo.

"Me tuvieron callado durante dos años", señaló en referencia al tiempo que hace que está en prisión.
Pero, aunque negó que se ocupara de trasladar dinero perteneciente a Báez, aseguró que quiere "seguir colaborando con la causa" contra el empresario, pero quiere "tener garantías" para eso, "igualdad de armas", dijo.

"Mi posición respecto de los demás varía en que ahora estoy preso" por lo tanto "mi mejor estrategia de defensa es decir la verdad y que esto se aclare", advirtió.

Luego, señaló: ¿La empresa de Báez "Austral (Construcciones) va a decir que yo no trabajé para ellos? ¿Fabián Rossi va a decir que no me conocía? ¿(El contador de Báez, Daniel) Pérez Gadín va a decir que no me conocía?, preguntó.

"Me creía un soberbio andando en Ferrari, me sentí poderoso, el que la tenía más larga. Mirá cómo terminamos los que no la tenemos larga", destacó, tras lo cual le pidió "disculpas" al periodista Jorge Lanata porque desmintió unas declaraciones que formuló en su programa.