La suite del Llao Llao donde se alojará Obama en Bariloche

Está ubicada en el Ala Moreno, el sector más moderno del emblemático hotel de la ciudad, que mantiene en reserva los detalles de la visita del mandatario y su familia.
Jueves 24 de marzo de 2016
El emblemático hotel de lujo de Bariloche está colmado de seguridad por estos días pero también de huéspedes que compartirán este jueves con el presidente Barack Obama y su esposa Michelle, cuando descansen entre la Cordillera de los Andes y los cristalinos lagos del Sur.

Aunque todo estaba listo en la suite presidencial Nahuel Huapi, ubicada en el primer piso del Ala Bustillo del hotel, los Obama optaron por el Ala Moreno, el sector más moderno del hotel que fue inaugurado en 2007 y allí se alojarán durante el día en la suite Royal, que secunda a la presidencial.

Obama estará en Bariloche solo 7 horas. Será trasladado en helicóptero desde el aeropuerto hasta el helipuerto del hotel. Desde el aire, Obama podrá observar la inmensidad del lago Nahuel Huapi, uno de los más grandes de la Patagonia Norte con 557 m2, y descenderá a escasos pasos del lago Moreno, en el helipuerto del hotel que tiene 77 años de historia y fue ideado desde sus inicios como un "polo turístico de alta gama" donde actualmente el 30% de sus huéspedes son frecuentes y una cifra similar solo viene a vacacionar al hotel por la variedad de actividades con las que cuenta, sin pasar por la ciudad u otros atractivos.

Los Obama optaron por el sector más moderno y espacioso del hotel, que cuenta con 43 habitaciones unidas a histórico edificio por un túnel vidriado. En la misma habitación que durante la Cumbre de Unasur en 2009, se alojó el brasileño Lula Da Silva .

Desde allí tendrá la imponente vista al lago Moreno y de fondo al cerro Tronador, el más alto de la región que cuenta con glaciares de alta montaña. En esta suite de 130 m2 los Obama tendrán un dormitorio con hogar, sala de baño con jacuzzi doble y sauna, vestidor, y un espacioso living con chimenea, kitchenette, toilette y aire acondicionado.

El hotel Llao Llao fue ideado por el arquitecto Alejandro Bustillo en 1938 con 163 habitaciones, anchos pasillos y una amplia escalera, que sufrió un voraz incendio a menos de dos años de haberse inaugurado y debió ser reconstruido a nuevo, esta vez con menos madera y más piedra en su estructura y fachada.

En aquella época por el esplendor que se le quería otorgar al nuevo hotel, se contrató al famoso decorador francés Jean Michel Frank para que realice la decoración de las habitaciones y salones del edificio junto a la prestigiosa casa Comte dedicada al diseño, con sede en Buenos Aires.

En Bariloche además se desarrollaron por esos años otros edificios emblemáticos como el Centro Cívico, que diseñó el arquitecto Ernesto de Estrada en 1940, el edificio Movilidad del Parque Nacional Nahuel Huapi (ubicado sobre la Costanera) y la Capilla San Eduardo, que se puede observar desde la terraza de la suite presidencial, los dos últimos ideados también por Bustillo.

A pesar de la lejanía con las grandes ciudades, Bariloche ya contaba con el ferrocarril que traía pasajeros desde Buenos Aires, en un largo trayecto de dos días, y se había pavimentado la avenida Bustillo en toda su extensión hasta el hotel Llao Llao para facilitar el acceso a las familias que llegaban a vacacionar.