Joven que atropelló y mató a un peatón estaba alcoholizado

Tenía 1,9 de alcohol en sangre, tres veces más de lo permitido. Investigan si el conductor estaba corriendo una picada ya que iba a más de 100 km por hora.
Viernes 25 de marzo de 2016

El conductor que chocó y mató a un joven de 24 años cuando conducía a unos 100 kilómetros por hora por una calle de la localidad bonaerense de San Andrés, en el partido de San Martín, estaba alcoholizado. Tenía 1,9 de alcohol en sangre, tres veces más de lo permitido.

Ahora, la Policía investiga si el conductor, que fue detenido, estaba disputando una carrera callejera ("picada") con otro vehículo al momento de la tragedia, dado que no se explicaban la velocidad a la que circulaba el coche siniestrado.

El autor del trágico hecho, identificado como Gabriel Di Mena, conducía su auto Chevrolet color negro (patente GTP 814) en aparente estado de ebriedad, dijeron fuentes policiales que trabajaron en el lugar para realizar pericias.

El hecho se registró cerca de las 7:00 de este viernes cuando el automovilista perdió el control del coche y en la esquina de las calles Campos y Catamarca subió a la vereda y chocó a un joven de 24 años que volvía de trabajar y perdió la vida en el acto.

La víctima, identificada como Eduardo Cevallos, regresaba a casa y pasó por la remisería donde trabaja su padre, y éste se ofreció a llevarlo, pero él prefirió hacerlo a pie dado que sólo estaba a 200 metros del destino.

Testigos que vieron el impacto dijeron a la Policía que el auto circulaba "a unos 100 kilómetros por hora", cuando la máxima en esa arteria es de 40 kilómetros por hora, y denunciaron que los accidentes son reiterados por falta de controles.

Los vecinos, enfurecidos por lo ocurrido, denunciaron también que los jóvenes alcoholizados y a bordo de autos de todo tipo circulan los fines de semana a altas velocidades por la localidad y hasta disputan "picadas".

El conductor fue trasladado a la seccional policial de la zona, desde donde será remitido a la fiscalía de Instrucción 4 de San Martín para prestar declaración indagatoria.

En el auto iban dos personas: el conductor, que fue detenido y se encontraba en la comisaría octava de San Andrés a disposición de la Justicia, y una chica que tuvo que ser internada en un hospital de la zona.

Jorge, padre de la víctima, aseguró en declaraciones a la prensa que el auto "iba a más de 100 kilómetros por hora" cuando salió de la calzada descontrolado y "arrasó con todo lo que tenía a su paso".

"Estaba sólo, me mataron a mi hijo, estoy destruido", añadió el hombre bajo estado de schok.

"La policía se lo llevó en seguida, no dio tiempo a nada, sí lo agarro lo mato" afirmó el padre de la víctima, quien recordó que tras el hecho, la novia del conductor quedó atrapada y tuvo que ser rescatada por los bomberos.