El gobierno de Dilma Rousseff en su peor momento: ahora renunció un ministro

Se trata del ministro de turismo, Henrique Alves, quien acató el pedido del vicepresidente brasileño Michael Temer, dispuesto a romper con la Jefa de Estado. Este martes, el Partido de Movimiento Democrático Brasileño, del cual Temer es miembro, decide si abandona al Partido de los Trabajadores.
Martes 29 de marzo de 2016
Henrique Alves, ministro de Brasil, renunció, tras en acatamiento al llamado del vicepresidente centrista Michel Temer, enfrentado a la presidenta de izquierda Dilma Rousseff, quien trata de contener una sangría que la dejaría más expuesta a un juicio político en el Congreso.

Rousseff, del partido de los Trabajadores (PT), sostuvo conversaciones con sus siete ministros del partido PMDB, el mayor de la coalición, pero no evitó que el jefe de la cartera de Turismo, Henrique Alves, renunciara porque, según dijo, el tiempo del diálogo "se agotó", según informó la agencia AFP.

El Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) debe anunciar el martes su ruptura con el gobierno, en el momento en que la jefa de Estado más lo necesita para contener un proceso de destitución en el Congreso por presunta manipulación de las cuentas públicas.

La Corte brasileña autorizó el juicio político a Dilma
"Estamos calculando que más del 80% votará por abandonarlo", manifestó Osmar Terra, diputado del PMDB y miembro de la mesa directiva que definirá la moción.

El PMDB, con sus 69 diputados y 18 senadores, será clave en el resultado del impeachment, que avanza rápidamente y podría concluir hacia mediados de abril si la Cámara lo aprueba por una mayoría de dos tercios (342 de los 513 diputados) y luego el Senado por más de la mitad de sus 82 escaños.

Rousseff sería apartada en ese caso de su cargo por un período máximo de 180 días, hasta que la Cámara alta dé su veredicto final, esta vez por una mayoría de dos tercios.