A tres meses de las elecciones en AFA siguen las internas

Víctor Blanco, de Racing, asoma como el candidato del consenso.
Martes 29 de marzo de 2016
A tres meses de la elección a presidente de la AFA, la interna entre los candidatos recrudeció hoy, en la previa del encuentro entre la Argentina y Bolivia, donde coincidieron reuniones y charlas entre dirigentes que están en Córdoba.

Sin que cause sorpresa, fue Claudio "Chiqui" Tapia, presidente de Barracas Central y líder del grupo que nuclea a la mayoría de los clubes del ascenso, que sacudió la modorra política que hubo en las últimas semanas.

Tapia dijo que si fuera integrante del espacio de Marcelo Tinelli "le pediría que no fuera candidato", al deslizar que abandonó a su gente luego del apoyo que le demostraron en las frustradas elecciones de diciembre pasado, cuando compitió frente al actual presidente Luis Segura.

"A Tinelli no lo veo desde el 15 de diciembre cuando nos reunimos. Si yo fuera uno de los integrantes de su espacio, le pediría que no sea candidato", manifestó Tapia, vice segundo de la AFA en este Gobierno de "transición" que se impulsó en febrero pasado.

En declaraciones a ESPN Radio, Tapia opinó que "cuando vos marcás un abandono de tanto tiempo, tu gente se siente desamparada".

"Quien representa el liderazgo político necesita que se lo acompañe en lo bueno y sobre todo en lo malo", remarcó.

Es que en los últimos meses, la dirigencia del fútbol padeció la herencia de los 35 años de reinado de Julio Grondona, y sólo Armando Pérez (titular de Belgrano de Córdoba) admitió su intención de presentarse en las elecciones, previstas para el 30 de junio.

Es cierto que los rumores en los pasillos del edificio de calle Viamonte están a la orden del día, y que Víctor Blanco surgió como el posible "candidato de consenso" que tanto pregona el Comité Ejecutivo de la AFA.

"Por ahora no definí nada, hay que esperar un poco más y vamos a ver quién se presenta", enfatizó en declaraciones a Radio La Red.

También surgió la chance de que Hugo Moyano sea ese hombre impulsado por el resto de los clubes, y Blanco -flamante secretario de Selecciones de AFA- opinó que no tiene "ningún problema" porque le parece "un gran dirigente".

"Yo no tendría ningún problema en ese sentido, tenemos una excelente relación con todos ellos. Son dirigentes normales y no están pensando en esa rivalidad, sino todo lo contrario", manifestó.

Tapia es la voz del pensamiento de Hugo Moyano, presidente de Independiente y su suegro, y representa el sector que en su momento apoyó al presidente de transición Luis Segura y ahora se lo ve cercano a Nicolás Russo, titular de Lanús y candidato a la presidencia de la AFA para la asamblea del 30 de junio.

No fue casual que se fotografiaran juntos Russo y Tapia en el lobby del hotel Quorum, de Córdoba, donde se alojó el seleccionado en la previa del choque con Bolivia.

Justamente Russo dio por seguro que "ni Tinelli ni Segura van a ser candidatos porque no son candidtos de consenso" y consideró que "lo peor que puede pasar hoy es ir a una elección".

En tanto, Tapia admitió que le gustaría ser presidente de la AFA aunque consideró que "una elección con cinco o seis candidatos no le haría bien al fútbol argentino" e insistió con que "debe haber un candidato de consenso".

La candidatura del cordobés Armando Pérez tendría el apoyo de Daniel Angelici, que incluyó aquella fatídica tarde-noche en el predio "Julio Humberto Grondona" de Ezeiza, dejó trascenderlo como posibilidad.

En ese sentido, ante una consulta, Tapia dijo desconocer "en qué espacio está hoy" el presidente de Boca y delfín macrista en este contienda.

"Nosotros mantenemos el espíritu de seguir en el mismo espacio", respondió y aclaró: "al fútbol le hace bien que haya dirigentes que se dicen las cosas en la cara".

Angelici acompañó al sector de Moyano y Tapia en la postulación de Segura hasta la bochornosa asamblea de diciembre pasado cuando hubo un empate imposible en votos.