¿Quién es el empresario al que le apunta Macarrón?

Se trata de Miguel Rohrer, el amigo de la familia que en el verano de 2003 invitó al matrimonio a vacacionar en las Islas Vírgenes.
Miércoles 30 de marzo de 2016
Hace apenas un año y medio que Marcelo Macarrón y su hija Valentina se constituyeron como querellantes para tratar de saber quién asesinó a Nora Dalmasso. En estos 18 meses, no presentaron una sola prueba contra Miguel Rohrer, el amigo de la familia que en el verano de 2003 invitó al matrimonio a vacacionar en las Islas Vírgenes, un reconocido paraíso fiscal. Pero luego de que el fiscal Daniel Miralles acusara al viudo del crimen de su esposa, Rohrer apareció en escena apuntado por el círculo más cercano de la victima: su marido y su mamá.

Fueron los abogados del clan Macarrón quienes advirtieron que Rohrer (60) -a quien cariñosamente sus conocidos y amigos apodan “El Francés”- podría ser el asesino impune que hace casi una década conmocionó a Río Cuarto en noviembre de 2006.

Ahora, los abogados de Macarrón, Marcelo Brito y Gustavo Liebau –pasaron en el mismo día de querellantes a defensores- apuntan contra “El Francés”; luego de que unas escuchas de la SIDE confirmaran que no estuvo en Entre Ríos y Buenos Aires, como declaró ante el fiscal Javier Di Santo luego del asesinato de Nora; sino que estuvo en Río Cuarto.

En ese sentido, Diego Estévez, abogado de la madre de Dalmasso pidió hoy que se investigue si el empresario pudo haber tenido algún tipo de participación en el homicidio, ocurrido en 2006, cuya coartada alegaba que había estado “en Buenos Aires y ya declaró la gente que estuvo con él". Aunque, dijo el letrado los investigadores tienen que profundizar esa línea.

¿Quién es Miguel Rohrer?

Al momento del asesinato, “El Francés” era un empresario cerealero, hombre de confianza en Argentina del jordano Nushine Hosseini; responsable del área de Recursos Humanos y Reclutamiento de Personal de Del Monte Quality, un imperio frutihortícola a nivel mundial con sede en Miami.

Al momento del asesinato de Nora, Rohrer, casado con Valeria, alterna su vida entre Río Cuarto y Buenos Aires. Además explota el campo “Cacique Bravo” en la vecina localidad de Las Acequias (a 12 kilómetros de Río Cuarto) y administra algunos pools de siembra.

Cuando ocurrió el asesinato de Nora, desde el círculo íntimo de la familia de la víctima se lo señaló a “El Francés”, como su amante. Incluso, en una de sus declaraciones en los Tribunales de Río Cuarto, Facundo Macarrón, hijo de Nora y único imputado en la causa, señaló: “Que una vez fallecida su mamá y habiéndose hecho público que la misma había mantenido una relación con Guillermo Albarracín, el dicente se puso reflexionar sobre la relación que tenía su mamá con distintas personas de sexo masculino, llegando a la conclusión que la misma en vida había tenido una relación muy cálida en referencia a que era un trato amable y de confianza, con Miguel Rorher, en definitiva una gran amistad”. Lo mismo que Facundo ratificó en su sorpresiva declaración de hoy.

“El Francés”, quien declaró como testigo el 12 de enero de 2007, admitió ser muy amigo del matrimonio y desmintió reiteradamente una relación sentimental con la víctima: “Mi vínculo con Nora es una amistad familiar. Soy amigo íntimo de Marcelo de toda la vida y eso adosa a las mujeres de cada grupo”, declaró en enero de 2007.

En esos días, se instaló la hipótesis de que Nora había muerto en un juego sexual con un amante, mientras el traumatólogo Macarrón estaba jugando un torneo de golf en Punta del Este, Uruguay.

Sospechosamente, un mes antes del crimen, había comenzado a circular el rumor en Río Cuarto, de que el traumatólogo había ordenado seguir a su esposa, y había descubierto que le era infiel con un abogado más joven que ella. La fábula urbana decía, incluso, que los amantes se habían encontrado en un spa de Villa Carlos Paz.