¿Qué es mejor para quemar calorías: sexo o running?

Martes 5 de abril de 2016
El sexo no sustituye al ejercicio físico ni podemos considerarlo como un método adelgazante. La actividad sexual, aunque supone un ejercicio físico, no tiene ese fin sino que está más vinculada a la erótica y al placer; por lo que no es buena idea pensar en el sexo como una simple tabla de ejercicios.

Una investigación canadiense ha realizado un estudio comparativo entre ambas actividades para averiguar con cuál se queman más calorías. Para ello escogieron una muestra representativa (20 parejas heterosexuales de entre 18 y 35 años) y les propusieron lo siguiente: hacer el amor una vez a la semana durante un mes.

Antes, los participantes realizaron 5 minutos de calentamiento y 30 minutos continuados de ejercicio en una cinta de correr, sin inclinación y al 65 por ciento de su umbral máximo de rendimiento.

Los participantes en el estudio llevaban consigo una pulsera fitness medidora de parámetros como el pulso, el ritmo (a la hora de correr) y, por supuesto, las calorías que, según el software del aparato, quemaban. La media en el consumo de calorías por minuto fue de 4,2 kilocalorías por minuto en pleno acto sexual para los hombres (9,2 corriendo) y de 3,1 kilocalorías por minuto para las mujeres ( 7,1 corriendo).

Aunque el sexo puede considerarse un “ejercicio de intensidad moderada” como explica a Men’s Journal Antony Karelis, autor del estudio, eso de que sea el mejor sustituto del deporte no es del todo cierto.

De hecho, para todos aquellos que piensan que incrementando los encuentros sexuales pueden prescindir del deporte, ¡ni hablar! Al contrario, el ejercicio físico puede convertirte en un dios del sexo.

Presta atención: según un estudio realizado por la compañía de preservativos Durex en 2009, los glúteos son (después de la cara y los ojos) la parte mas sexy del cuerpo humano, y correr reafirma los glúteos haciéndolos más atractivos.

correr-2Además, el running tonifica los músculos y combate el exceso de grasa corporal haciendo que los runners sean (y se sientan) mucho más sexies. Tener una buena imagen corporal nos incita a practicar más sexo al sentirnos satisfechos con nuestro cuerpo y alejar complejos.

Por otro lado, el running es un ejercicio aeróbico que aumenta la resistencia cardiopulmonar. Trasladado al sexo, esto quiere decir que serás capaz de mantener el ritmo de forma constante e incluso ascendente.

Y es que correr con regularidad incrementa los niveles de endorfinas (las hormonas del placer) que, a su vez, combaten el estrés. Por eso, se dice que el running ayuda a incrementar los niveles de testosterona (la hormona del sexo) favoreciendo el deseo sexual tanto en hombres como en mujeres.

Eso sí, los participantes del estudio, publicado en PLOS One, indicaron en las encuestas que la actividad sexual resultaba más ‘disfrutable’ y apreciada que los 30 minutos de ejercicio en la máquina de correr.