"El régimen del arrepentido está vigente y Báez puede pedirlo"

El fiscal ante la Cámara de Casación, Raúl Pleé, explicó que "la ley permite que se reduzca a la mitad la pena y que sea excarcelable". Hoy declaran el empresario y su hijo ante Casanello.
Miércoles 6 de abril de 2016
El fiscal ante la Cámara de Casación advirtió esta mañana que el régimen del arrepentido –que reduce la pena a aquellos que proporcionen información para condenar a responsables de lavado de dinero y delitos conexos- "existe ahora y está vigente", por lo que el empresario patagónico Lázaro Báez podría utilizarlo para intentar acceder a la exarcelación de él o de su hijo, Martín.

La declaración del funcionario del Ministerio Público Fiscal se produce en simultáneo con la convocatoria a declaración indagatoria que ordenó el juez federal Sebastián Casanello para esta mañana, magistrado que investiga la denominada "ruta del dinero K", por la que están detenidos, además de Lázaro y Martín Báez, el contador Daniel Pérez Gadín.

"El juez puede, al momento de recibir la declaración indagatoria, preguntarle a Lázaro Báez si quiere o no incorporarse al régimen del arrepentido o el abogado puede solicitar que su defendido se incorpore a ese régimen y al de protección de testigos", afirmó.

El fiscal general destacó que la ley vigente pone en cabeza del tribunal del juicio la reducción de la pena, pero, "tan pronto como aparezca como probable, puede el cálculo de la pena posible ser tenido en cuenta para la excarcelación". Según explicó "la pena máxima es de 10 años".

Raúl Pleé explicó que la figura del arrepentido, tanto en el caso de Lázaro Báez, como para Leonardo Fariña, no alcanza a funcionarios públicos, por lo que el secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner no podría adscribirse a ese beneficio, pero sí los detenidos que no integraron el elenco de gobierno.