Ex juez acusado de liberar a violadores defenderá a Báez

Antes de declarar, el empresario sumó a su equipo de abogados a Rafael Sal Lari. En sus épocas de magistrado, fue denunciado por familiares y víctimas de la inseguridad.
Miércoles 6 de abril de 2016
Rafael Sal Lari sumó un nuevo hito en su cuestionada carrera: será parte del equipo de abogados a cargo de la defensa de Lázaro Báez.

El ex magistrado se reunió esta mañana con el empresario patagónico y su otro abogado, Daniel Rubinovich, en una sala de los tribunales de Comodoro Py para terminar de definir la estrategia judicial antes de entrar a la declaración indagatoria ante el juez Sebastián Casanello.

Durante sus años a cargo del Juzgado de Garantías Nº3 de San Isidro, Sal Lari acumuló un sinnúmero de acusaciones. La cantidad fue tal que terminó por ser denunciado no sólo por asociaciones de familiares y víctimas de la inseguridad, sino incluso por el propio intendente de ese partido bonaerense, Gustavo Posse.

En 2009, diez acusaciones fueron presentadas para pedir el jury contra el magistrado garantista y seguidor de las ideas de Eugenio Raúl Zaffaroni. La mayoría de las denuncias apuntaban contra su laxitud a la hora de liberar delincuentes.

Dos casos se destacaban sobre el resto. El primero de ellos terminó con la muerte del ingeniero Carlos Regis. En 2008, el entonces magistrado tomó la decisión de excarcelar a un delincuente que había sido detenido por portación de armas. Cuatro meses después, el criminal y un cómplice ingresaron a robar a la casa de la familia Regis y asesinaron al padre delante de su mujer y sus hijos.

El otro caso por el que Sal Lari ganó una triste fama implicó la liberación de un violador de menores por un tecnicismo. El juez fue en aquel entonces denunciado por la madre de una joven con retraso mental que había sido abusada. Durante el proceso, el magistrado pasó por alto que el peritaje médico hecho a la joven para comprobar la violación había sido incorporado a la causa sin firma y sin sello. Ese error fue luego advertido por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº5 de San Isidro, que no tuvo más alternativa que dejar libre al abusador de menores por la irregularidad de esa prueba clave.

Los intentos para destituir a Sal Lari no llegaron a buen puerto. En julio de 2012, el jury resolvió no iniciar juicio político contra el magistrado, quien había pasado más de un año suspendido sin goce de sueldo hasta tanto se resolviesen las acusaciones en su contra. Hoy, ya alejado de su puesto en el juzgado, Sal Lari volvió a la actividad privada. El caso Lázaro Báez será su regreso a los titulares de todos los diarios.