Defensa y Justicia le dio un nuevo golpea a Temperley

Se impuso 3 a 1 con goles de Bordagaray y Martínez para el Halcón y Peralta para el Celeste. Los de Florencio Varela volvieron al triunfo ante el "Gasolero", cada vez más comprometido con el descenso.
Sábado 9 de abril de 2016

Con un segundo tiempo que dejó ver síntomas de recuperación, Defensa y Justicia derrotó a Temperley por 2 a 1, al cabo de un discreto encuentro disputado en el estadio "Norberto Tomaghello", en el marco de la décima jornada de la Zona 2 del torneo de Primera División.

El resultado complicó aún más el presente futbolístico del Temperley del cuestionado Iván Delfino.

Christian Chimino, en contra de su valla, colocó en ventaja al dueño de casa a los 8 minutos del complemento mientras que Abel Peralta empató para el "Celeste" a los 12.

Damián Martínez, a los 17 minutos, estableció la diferencia definitiva a favor del elenco de Ariel Holan.

Los pasados inmediatos de ambos equipos no presagiaban un partido con aristas excepcionales.

Fieles a ese fundado preconcepto jugaron un primer tiempo que no permitió disimular la merma de rendimiento que vienen experimentado sendas propuestas.

El "Halcón" al menos intentó asociarse para llegar a Crivelli colocando tres delanteros en cancha pero un Temperley programado para defender dispuso de una constelación de volantes para asfixiar a su adversario dejando en absoluta soledad a Figueroa, su único punta.

Cuando el desarrollo invitaba a un bostezo generalizado un remate de Matías Sánchez que Santillo desvió con sus piernas sobre la expiración de la primera mitad, sacudió la modorra de los sufridos espectadores, que además de soportar el mal juego debieron lidiar con una lluvia torrencial que no les otorgó respiro.

Los cambios implementados por Holan en el entretiempo le insuflaron a la formación local una fuerza hasta ese momento desconocida en desmedro de un "gasolero", que honrando su particular apodo potenció sus recaudos defensivos con el indisimulable objetivo de llevarse un punto en su afanosa lucha por escaparse de la zona de descenso.

Cuando el dominio del local comenzó a tornarse evidente un pésimo despeje de Chimino ante un remate de Bordagaray que no tenía destino de gol estableció algo de justicia por la mejoría de Defensa apuntada castigando el amarretismo a ultranza del visitante.

Pese a seguir ejerciendo el control del trámite pocos minutos después Defensa resultó sorprendido por una escapada de Peralta que terminó en la red aunque una falla de Crivelli después de un débil remate de Stefanelli, impulsó a Damián Martínez a tomar el innecesario rebote otorgado por el arquero.

Si el aislado tiro libre de Figueroa que se estrelló en el travesaño a tres minutos del final terminaba en gol no hubiera estado de acuerdo al dispar trámite descripto ya que si bien el anfitrión no recuperó el brillo de las primeras fechas que lo convirtió en revelación, dio algunas señales de mejoría ante un rival que no por nada lleva cinco encuentros sin conocer la victoria, circunstancia que colocó por debajo de 1,00 a su famélico promedio.