Así será el mundo en el 2030 según Gates, Zuckerberg o Bezos

Modificación genética, dispositivos que no necesitan ningún tipo de intervención humana y trabajos espaciales son sólo algunas de las sorpresas que nos deparan los próximos 15 años.
Lunes 11 de abril de 2016
¿Cómo será el futuro? Estas son las predicciones de los ejecutivos tecnológicos sobre la vida del mañana.

La “desaparición” de Internet
Eric Schmidt, ex CEO de Google, lanzó quizás el pronóstico más arriesgado: un mundo sin Internet...o al menos un mundo sin el Internet que ahora conocemos. Schmidt considera que la Red estará tan integrada en nuestro quehacer cotidiano (wearables, Internet de las cosas...) que "se borrará la frontera entre online y offline" y "será como el oxígeno", siempre presente sin percatarnos de que realmente está ahí.

Humanos modificados contra robots
A diferencia de otros visionarios como Elon Musk, el ya mencionado Gates o el respetado científico Stephen Hawkings, que han llegado a afirmar que la inteligencia artificial podría acabar con nosotros, Reed Hastings, CEO de Netflix, no siente el mismo miedo. El directivo vaticina un futuro en el que humanos y robots convivirán, considera que los primeros ganarán ampliamente la batalla contra los segundos gracias a que los avances en el campo de la modificación genética.

De vacaciones sin viajar
Para llegar a nuestro próximo destino sólo nos hará falta un visor de realidad virtual (VR), o eso opina Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. El directivo, muy prolífico en esto de las predicciones, está totalmente convencido de que esta tecnología revolucionará el mundo tal y como lo conocemos y cree muchos podrán optar por viajar virtualmente a destinos que no visitarían de manera física.

Trabajos de otra galaxia
Los viajes al espacio y la colonización de otros planetas, como Marte, serán los siguientes hitos a conquistar por la humanidad e irán acompañados, según Jeff Bezos, CEO de Amazon, de algo lógico: la creación de cientos de puestos de trabajo. El millonario ejecutivo, cuya pasión por este tema le hizo fundar Blue Origin, compañía que compite con Space X en la creación de aeronaves para transportar a los viajeros fuera de la estratosfera, augura que no tardaremos mucho en empezar a enviar currículums fuera de nuestra zona de confort terrestre.