Excarcelación de Fariña “no tuvo que ver” con la confesión

El juez Jorge Michelli, del Tribunal Oral Federal 1, aseguró que "ya había cumplido el máximo de prisión preventiva" en el expediente por presunta evasión fiscal sin que se fijara "juicio".
Jueves 14 de abril de 2016
El juez Jorge Michelli, del Tribunal Oral Federal (TOF) 1 de La Plata que liberó ayer a Leonardo Fariña, aseguró hoy que la excarcelación "no tuvo" que ver con lo que declaró ante el magistrado Sebastián Casanello, frente al cual el "valijero" salpicó a numerosas personas en la causa por la llamada "Ruta del dinero K".

Michelli argumentó que Fariña "ya había cumplido el máximo de prisión preventiva" en el expediente por presunta evasión fiscal sin que se fijara "juicio" y, "al incorporarse al régimen de protección de testigo, desapareció el peligro de elusión, que era el que había motivado la prórroga de su detención". Además, adujo que "la información que proporcionó el Servicio Penitenciario era que no podían brindarle adecuado cuidado" en el penal del partido bonaerense de Ezeiza.

El magistrado resaltó también que "la medida permite proteger" al "valijero", debido a que "va a estar custodiado las 24 horas".

Asimismo, dijo que se descartó concederle la "prisión domiciliaria porque no tenía muchas garantías" ya que "el que está en arresto domiciliario, según establece la ley, no puede ser controlado por las fuerzas de seguridad".

"Lo que él (por Fariña) dijo en el tribunal de Casanello yo no lo conozco, no tuvo ninguna incidencia en la decisión (de liberarlo)", enfatizó Michelli.

Recordó luego que "las circunstancias que autorizan la prisión preventiva tienen que basarse en dos razones: la posibilidad de entorpecer el desarrollo de la investigación o la posibilidad de fugarse" y, en el caso de Fariña, "nunca se habló" de la primera posibilidad.

"El ya había cumplido el máximo de prisión preventiva que establece la ley 24.390, que era dos años y, en ese lapso, no se fijó juicio. Se pidió una prórroga por seis meses pero, al incorporarse al régimen de protección de testigo, donde él va a estar custodiado las 24 horas, el peligro de elusión, que era el que había motivado la prórroga de su detención, desapareció", dijo.

Y, en diálogo con radio Belgrano, aseguró que "la medida" dictada por (TOF) 1 de La Plata "tiene una doble función: de protegerlo y evitar su fuga".

El viernes último, Fariña declaró doce horas ante Casanello, que lo tiene procesado pero sin prisión preventiva por la presunta "Ruta del dinero K". Dio detalles de las supuestas maniobras y fue devuelto al penal de Ezeiza, donde fue alojado hasta anoche en el Hospital Central Penitenciario, lugar en el que, según su abogada -Giselle Robles-, se encontraba aislado durante las 24 horas, monitoreado y filmado.