Perdió su trabajo porque necesita sexo 10 veces al día

Martes 19 de abril de 2016
Aunque parezca un chiste, una historia de ficción, es verdad y muy serio: una mujer británica sufre una adicción al sexo tan grave que le obliga a tener relaciones alrededor de 10 veces por día: se acostó con hombres, mujeres y perfectos desconocidos. Esta es su historia.

Sami Walton es una británica de 29 años que reside en Berkshire. Y aunque a simple vista podría ser una mujer como todas, es presa de una verdadera pesadilla: es adicta al sexo. Según publicó el periódico Daily Mail, necesita tener relaciones hasta 10 veces al día para poder tranquilizarse.

Según cuenta Sami, la enfermedad se le despertó a los 20 años, luego de una dramática ruptura con un novio. De ahí en más, su vida se volvió un calvario, ya que comenzó a necesitar tener relaciones sexuales a todas horas y en cualquier sitio. Producto de estos irrefrenables deseos de sexo, perdió su trabajo y sus amigos.

Frente a sus imperiosas necesidades de acostarse con alguien, empezó a llevar desconocidos a casa y, cuando esto no fue suficiente, empezó a viajar por Inglaterra para mantener encuentros casuales tanto con hombres, como con mujeres.

Fue recién en 2010 que se dio cuenta de que estaba fuera de control y necesitaba ayuda se despertó a cientos de kilómetros de su casa, en un lugar desconocido y con un hombre cuyo rostro no recordaba.

Aunque fue a ver a un psicólogo en busca de ayuda, solo pudieron darle unas pastillas contra la ansiedad. Aunque la situación es difícil encontró a James, de 38 años, su actual pareja, quien debe mantener relaciones con ella hasta 10 veces al día para evitar que pierda los nervios.

“Al principio creía que me había sacado la lotería. Pero ahora veo que es sumamente agotador. Con todo, intento ser comprensivo”, declaró James, además de confesar que ha tenido que mantener relaciones sexuales con Sami hasta 40 veces en un solo fin de semana, algo que apenas pudo soportar.