La Argentina salió del default: el juez Griesa levantó cautelares

A través de un escrito presentado oficializó el fin del conflicto con los holdouts, minutos después de que el Gobierno confirmara el pago. Alrededor de USD 7.200 M ingresarán al Banco Central.
Viernes 22 de abril de 2016

El juez neoyorquino Thomas Griesa "ordenó" el levantamiento de la medida cautelar que bloqueba el pago a los bonistas que habían entrado en los canjes 2005 y 2010, tras verificar que el país había cumplido con las dos condiciones impuestas por él mismo: la remoción de los obstáculos legales internos por parte del Congreso y haberle pagado a los holdouts que habían aceptado negociar hasta el 29 de febrero pasado.

Así, lo confirmó el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, quien, a través de su cuenta de Twister señaló: “cautelar levantada. Basta de ataduras. Basta de cepos. #ChauDefault Arranca una nueva etapa. Los argentinos, listos para emprender y crecer".

A su vez, fuentes del Palacio de Hacienda precisaron que “esta mañana comenzaron los pagos” y que se realizarán “en varias etapas” durante todo el día.

El total de lo que se desembolsará es una suma 9.352 millones de dólares, según se indicó en el ministerio de Hacienda y Finanzas, frente a la colocación de títulos por 16.500 millones de dólares.

Justamente, la diferencia de los desembolsos está relacionado con lo dispuesto por Griesa respecto de la discriminación entre los litigantes que iniciaron la causa “pari passu” y aceptaron la propuesta Argentina antes del 29 de febrero y quienes se sumaron posteriormente, luego del fallo en contra de la Argentina, denominados “me too”.

Uno de los abogados del estudio que representa a la Argentina, Michael Paskin, le envió una carta al juzgado de Griesa informando que "la República ha hecho pago completo de acuerdo con los términos específicos de cada acuerdo" con los querellantes con los que llegó a un compromiso hasta el pasado 29 de febrero.

Eso representa unos 6.252 millones de dólares del total de 9.352 millones, que son para los principales acreedores que suscribieron el acuerdo antes del 29 de febrero, por el cual la Argentina se comprometió a una quita de 30 por ciento. Entre esos fondos figuran el NML Capital, Aurelius de Paul Singer y el de Kenneth Dart.

Inmediatamente después se constituirá un fideicomiso administrado por el Banco de Nueva York (BoNY) por 3.100 millones de dólares, por el cual se pagará al resto de los acreedores, incluyendo los bonistas italianos que habían cerrado un acuerdo con la Argentina por 1.350 millones de dólares.
De acuerdo con lo informado por la cartera económica son más de 220 acuerdos, que representan 98 por ciento de los holdouts.

Además, el acuerdo alcanzado le permitió a la Argentina reducir en un 27 por ciento el capital y un 40 por ciento de los intereses y los punitorios respecto del fallo original de Griesa, según indicaron fuentes del Palacio de Hacienda.

Los voceros expresaron también que el pago en efectivo, luego de la colocación de los 16.500 millones de dólares que hizo la Argentina a través de los cuatro bonos que emitió a tres, cinco, 10 y 30 años, permitirá un incremento inicial de las reservas de 7.200 millones de dólares.

Respecto de la carta enviada por Paskin al tribunal, en ella se solicitaba que emitiera “una orden que confirme que, como resultado del cumplimiento de las dos condiciones precedentes, las medidas cautelares han sido levantadas".

La carta recuerda que la Argentina cumplió con las dos condiciones pactadas para levantar las medidas cautelares que le han impedido al Gobierno realizar pagos a los bonistas que participaron de los canjes de 2005 y 2010: la derogación de las leyes denominas cerrojo y de pago soberano, haber aprobado los acuerdos con los holdouts y pagarlos.