Peña: “Se han tomado medidas para tratar de generar trabajo”

El jefe de Gabinete renovó sus críticas contra la gestión kirchnerista al considerar que la economía que recibieron "en otro momento del país hubiera implicado" una crisis como la de "2001 o del '89".
Viernes 6 de mayo de 2016
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, renovó sus críticas contra la gestión kirchnerista al considerar que la economía que recibió el presidente Mauricio Macri "en otro momento del país hubiera implicado" una crisis como la de "2001 o del '89".

Peña remarcó que "hay una hipocresía del doble discurso de un kirchnerismo, que hoy se preocupa por un montón de cosas que hasta hace cinco minutos, cuando gobernaban, no se ocupaban".

"Nosotros recibimos una economía que en cualquier otro momento de la Argentina hubiera implicado un quiebre económico, hubiera implicado un 2001, un '89, porque la Argentina estaba con problemas de déficit alto, de inflación, de 7 tipos de cambio y sin generar empleo", precisó el jefe de Gabinete.

Peña instó a que el país salga "de la mediocridad donde se está desde hace bastante tiempo" y aseguró que "todas las medidas" que tomaron "han sido para tratar de generar trabajo, para intentar poner en marcha una economía estancada" que recibieron.

"Lo que más hacemos es cuidar el trabajo. Vamos a generar millones de puestos de trabajo", indicó y enseguida precisó que el ministro de Energía, Juan José Aranguren "está resolviendo el desastre de corrupción e ineficiencia que dejó Julio de Vido en la Argentina".

Respecto de la ley antidespidos que el Senado giró a Diputados, evaluó: "No caigamos en una opción que va a perjudicar a todos los trabajadores".

"Suscribo a lo que dijo Cristina Kirchner en 2010 durante un acto oficial. Ella contó que las centrales obreras vinieron a plantear una ley de doble indemnización y afirmó que eso es malo para los trabajadores", recordó.

Peña afirmó que "la concertación entre empresarios y gremios debe ser todos los días" y añadió que "la comunicación kirchnerista no fue buena, al contrario, saturaba y subestimaba a los argentinos".

El funcionario macrista reveló que "los gobernadores reconocen un diálogo que no han tenido en décadas" y explicó que "la salida del déficit, el apoyo y que se está discutiendo una solución al problema del unitarismo fiscal" lo llevan a creer "que nadie está especulando para dañar al Gobierno".

"Hay que acostumbrarse a que hay un gobierno que no opera en la Justicia. Nosotros no intervenimos en los procesos judiciales", sostuvo Peña, al tiempo que se refirió a los incidentes ocurridos el miércoles por la noche en la sede de la Comuna 4 de La Boca: "Repudio la cultura de la barra brava como forma de discutir, apretando y escrachando. Nosotros no tenemos patotas", indicó.

Por último, se refirió a las acusaciones de corrupción que recibió la gestión kirchnerista y consideró que "es un problema profundo sobre qué pasó con la obra pública y la transparencia".

"Los kirchneristas deberían ser los primeros en ponerse al frente para saber qué pasó. Ahora es el momento de los jueces, la sociedad los está mirando. Hasta el 2003 Lázaro Báez era cajero y compró tierras por la dimensión de Israel, y no lo logró por ser buen emprendedor", cerró.