Garavano: "El mensaje a los jueces es que avancen"

El ministro negó un intento de "frenar" las causas contra Cristina. Aseguró que el Gobierno pretende que los acusados de corrupción "se sienten en el banquillo".
Lunes 9 de mayo de 2016
El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, desmintió que exista una interna en el Gobierno respecto a las causas por corrupción y le reclamó a los jueces que "los casos, cuando existen méritos, sean rápidamente elevados a juicio".

"El sistema de Justicia tiene que mostrar resultados finales a la larga. Lo que el Gobierno dice es: señores jueces, avancen, pero avancen seriamente y lleven los casos a juicio", enfatizó el funcionario respecto a causas contra ex ministros o ex presidentes.

Garavano criticó que las causas se queden en "una avanzada u ofensiva o vorágine de medidas de pruebas, que en definitiva no son más que incidentes dentro de un proceso más largo, que nosotros tenemos que tratar de que sea mucho más corto".

"Lamentablemente nuestra Justicia y los abogados que interactuamos con ella, nos hemos acostumbrado, en los últimos 30 años, a que el ideal, al que queremos apuntar –si alguien es culpable tiene que ser juzgado– nunca llega", se quejó.

Para el ministro, "son muy pocos los casos resonantes que han llegado a la etapa de juicio" y apuntó contra "un sistema que durante décadas se ha ocupado de que el Código Procesal –los procedimientos previos– impida que se aplique el Código Penal".

"Siempre nos quedamos a mitad de camino. A veces ni arrancamos, a veces arrancamos tarde, y muy pocas veces llegamos al momento que fija la Constitución, que es cuando los imputados están sentados en el banquillos de los acusados, son condenados o absueltos, o los bienes son decomisados o devueltos a la sociedad", agregó.