Separada del cargo, Dilma habló de "golpe" a su gobierno

La presidenta brasileña, suspendida de su cargo por el Senado, que decidió por 55 votos contra 22 abrir un juicio político en su contra, tuvo su primera reacción a través de las redes sociales.
Jueves 12 de mayo de 2016
"Es un golpe. Cuanto más una palabra se acerca a la realidad que se quiere esconder, mayor es la incomodidad que su uso trae. El ministro José Eduardo Cardozo recordó que se están usando pretextos jurídicos para sacar del poder a una presidente legítimamente electa en una injusticia histórica", expresó Dilma Rousseff en su cuenta de Facebook.

La jefa de Estado fue apartada este jueves del Gobierno de Brasil, al final de una sesión histórica en la que una gran mayoría del Senado votó a favor de iniciarle un juicio de destitución.

La salida de Rousseff de la presidencia marca el fin a los más de 13 años del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) en el poder del gigante sudamericano.

Al final de una sesión que duró casi 22 horas, 55 senadores (de un pleno de 81) se pronunciaron en favor de juzgar a la mandataria y de apartarla del poder durante 180 días por maniobras fiscales para engrosar las arcas durante su campaña de reelección en 2014.

El oficialismo había intentado suspender el proceso con la presentación de un recurso ante el Supremo Tribunal Federal, pero la máxima corte decidió rechazarlo.

Dilma ha sido el blanco de masivas protestas en las calles de Brasil durante los últimos meses, en medio de la mayor recesión económica de las últimas décadas y del escándalo de corrupción más grande de la historia del país, por un esquema de sobornos de la estatal Petrobras.

Aunque Rousseff no ha sido acusada formalmente por los desvíos de fondos, presidió el directorio de la compañía petrolera por varios años en los que se desarrollaron los delitos.