Inmuebles de Báez valdrían 15 veces más de lo declarado

La tasación de las 50 propiedades allanadas arrojan un valor de 60 millones de dólares, muy por encima de los 67 millones de pesos que el empresario declaró como su patrimonio.
Viernes 13 de mayo de 2016
La tasación preliminar de las 50 propiedades allanadas en Santa Cruz arrojan un valor aproximado a los 60 millones de dólares, muy por encima de los 67 millones de pesos que ante la Justicia, el empresario K declaró como su patrimonio.

Antes de 2003, Báez tenía la casa 474 en el Barrio 499, un histórico pero sencillo lugar de Río Gallegos. Su patrimonio incluía un viejo vehículo modelo 72. En doce años su realidad se transformó: sumó 41 estancias, más de 30 lotes terrenos, dos chacras con canchas de fútbol, cinco casas (cuatro de ellas donde viven sus hijos) de importantes dimensiones, catorce empresas, más de quince vehículos la mayoría de alta gama, más de 1.000 camionetas y maquinaria pesada pertenecientes a sus constructoras, y 150 nuevas propiedades que deben especificarse . Un rápido muestrario de una fortuna que la Justicia comenzó a tasar hace 20 días.

La Justicia inició los allanamientos con una orden que incluía 37 propiedades, después de algunas horas transcurridas en Santa Cruz, el fiscal Guillermo Marijuán, se encontró con otro número: el empresario K tenía 50 inmuebles. Con el correr de los días y con el avance de los procedimientos en distintos puntos de la Provincia, el listado se incrementó y a Báez le encontraron 150 propiedades.

El primer informe que analiza el Tribunal de Tasaciones de la Nación, arroja una cifra que ronda los 60 millones de dólares, en función de los informes elevados de las 50 propiedades allanadas, e incluye parcialmente los más de cien dominios que tiene el titular de Austral Construcciones. Aún falta el cálculo final y no se descartan nuevos procedimientos para tener el número real y final de a cuánto asciende la riqueza de Báez.

Pese a que esta primera cotización no concluyó, cualquier número dista mucho de lo que ante la Justicia, en el marco de la causa Hotesur, declaró el empresario K. Para 2013 dijo tener solo 79 propiedades valuadas en $ 16.767.734 casas y departamentos distribuidas entre Río Gallegos, El Calafate y Buenos Aires. Los números que analiza la Justicia están muy por encima de lo que reconoció tener Lázaro. Incluso, de los expedientes de la causa Hotesur se desprendieron nuevas propiedades, dos terrenos en el country Aires del Pilar y dos departamento en Olivos One.

En su declaración jurada, el socio comercial de los Kirchner detalló tener automotores por $ 245.000. Sin coincidir, una vez más, sólo seis de los quince vehículos de alta gama secuestrados están cotizados en 787.408 dólares.

Respecto a sus participaciones sociales, indicó que su patrimonio era de $ 30.471.432 y en dividendos nueve millones de pesos. En ese entonces dijo tener en efectivo $ 222.452. ¿El número final de sus bienes? Sólo $ 66.851.903. Una cifra que quedó desdibujada después de una intensa semana de allanamientos en el Sur.

Pasaron, sin embargo, tres años desde esta última riqueza “oficial” del empresario K, pero justamente fue este período el de menos inversiones, compras y adquisiciones según señalaron desde el entorno de Báez, planteando que después de las denuncias por lavado de dinero “todo se complicó más”.

Pese al complejo escenario judicial, Báez en cinco años logró incrementar sus bienes 1.200%, número que quedará chico con la tasación que emprendió la justicia; con una metáfora los especialistas que conocieron las propiedades del empresario K resumieron: “Se nos quema la calculadora”.