EE.UU.: ¿una mujer con Trump y Bernie Sanders con Hillary?

Matemáticamente Bernie Sanders se encuentra fuera de carrera, muchos de los republicanos esperan que de su apoyo a la presidencia de Hillary Clinton.
Miércoles 18 de mayo de 2016

Una de las decisiones más fascinantes de la precampaña presidencial en los Estados Unidos será la de decidir el compañero de fórmula de quienes hoy son ya los virtuales candidatos.
A estas horas son crecientes las conjeturas de que una mujer podría acompañar al republicano Donald Trump como su número dos.
Se trata de Susana Martínez, la actual gobernadora del estado de Nuevo México y una de las pocas mujeres republicanas que ocupan cargo de peso a los que se llega por voto popular.


"Sería una opción brillante", decían analistas de la cadena de televisión Fox, cercana al partido republicano. Apuntaban así a la necesidad que tiene Trump de acercarse a la minoría hispana, luego de sus recurrentes dichos hirientes hacia los inmigrantes y los mexicano -americanos.
Consultada al respecto, Martínez comenzó diciendo que "no le interesaba" apoyar a Trump. Pero en los últimos días sus expresiones fueron más cautas.
Del lado demócrata, uno de los cálculos más interesantes es el que apunta a la posibilidad de que la virtual candidata Hillary Clinton sume a su actual contendiente interno, el senador Bernie Sanders , como compañero de fórmula.


Las matemáticas dejan ya al persistente Sanders virtualmente fuera de carrera. Muchos demócratas sueñan, por estas horas, con la posibilidad de que el veterano senador "exprese un claro apoyo a Clinton" apenas se baje de la precandidatura y abra así la puerta a la posibilidad de integrar la fórmula.
"Sería una jugada brillante para que Hillary sume el apoyo del voto joven dentro de sus filas, algo que hasta ahora no ha podido conquistar.
Por el contrario, entre los demócratas, el voto joven y progresista se mantiene junto a Sanders. Sumarlo a la fórmula sería una jugada sumamente audaz, pero que le permitiría a Hillary avanzar en un voto que necesita y que le es esquivo.


Las dos conjeturas -Martínez con Trump y Sanders con Hillary- se suman a otra serie de apuestas que, sin embargo, difícilmente se diluciden antes de unas cuantas semanas, con miras a las convenciones partidarias que se realizarán la segunda quincena de julio.