Embarcados para limpiar el mar de residuos plásticos

Varias empresas germanas en Kiel, Alemania. utilizarán barcos para sacar el plástico del mar y así proteger a los animales que lo habitan
Miércoles 18 de mayo de 2016

Empresas alemanas le apuestan al medio ambiente y buscarán sacar del mar millones de toneladas de plástico con ayuda de un sistema industrial que procesará el polímero por medio de un barco especial.

Unos de los problemas de que se deseche plástico en el mar es que la fricción, el agua salada y la radiación solar reducen el tamaño del polímero, lo que provoca que los residuos plásticos terminen siendo el alimento de los animales marinos.

Al inicio de 2016 un total de 13 cachalotes jóvenes quedaron varados en una playa cerca de la ciudad de Tönning en Schleswig-Holstein, Alemania; si bien la autopsia reveló que la causa de su muerte fue insuficiencia cardiaca lo que sorprendió a los expertos fue que en sus estómagos los mamíferos tenían una gran cantidad de plástico.

Eso se debe a que las ballenas ingieren por error la basura generada por el hombre. Dentro de los objetos que encontraron los veterinarios estaba la cubierta de plástico de un motor de automóvil de unos 70 centímetros de longitud y algunas piezas de bordes afilados de un cubo de plástico.

Aunque esos residuos plásticos no fueron responsables directos de la muerte de las ballenas, el hallazgo fue una alerta sobre las consecuencias de que una sociedad se enfoque al consumo exceisivo de ese material.

De acuerdo con los expertos, existen 140 millones de toneladas de plástico en los mares, y esa cifra se incrementa anualmente en hasta diez millones de toneladas. Una vez en el mar, la basura permanece allí durante siglos.

La red de empresas alemanas que planea sacar el plástico del mar quiere poner en marcha el proyecto a partir de 2018, según informó ayer el coordinador del proyecto, Dirk Lindenau.

El plan prevé que una flota de barcos reformados con redes retiren del mar los plásticos en zonas especialmente afectadas por este tipo de basura, que luego será procesada en un barco especial. La basura se empleará para generar energía o será reciclada.

Un ejemplo de la dimensión de esos residuos se puede encontrar en Brasil, donde sólo en la costa entre Río de Janeiro y Sao Paulo se vierten en el mar anualmente 70 mil toneladas de plástico, alertó Lindenau.

En parte, la basura es arrastrada desde los vertederos al mar cuando se producen fuertes lluvias, explicó el coordinador .

Sólo para luchar contra esta cantidad habría que tener allí de manera permanente nueve barcos para recolectar la basura y uno para procesarla, agregó.

En el proyecto también participa el meteorólogo alemán Meeno Schrader, que será el encargado de informar sobre las “corrientes de basura” ocasionadas por el viento, y la lluvia.

La red formada por diez empresas alemanas afecta a un total de 192 países, cuyas costas tienen que hacer frente a ese tipo de contaminación.

El problema se encuentra en Alemania, donde anualmente llegan al mar del Norte y al mar Báltico 20 mil toneladas de plástico.Y de manera especial destacan China, Indonesia, Filipinas y Vietnam.

El ministro regional de Medio ambiente de Kiel, Robert Habeck, alabó el proyecto promovido por el Ministerio de Economía alemán. “Sería fantástico si se pudiera recuperar de nuevo la basura del mar”, afirmó. Sin embargo, el objetivo principal debería ser acabar con la contaminación del mar y evitar que los plásticos lleguen a los mares, agregó.

Lindenau quiere presentar un plan de negocio a mediados del próximo año. “Entonces sabremos con exactitud qué tan caro será el proyecto”, indicó sin querer aventurarse a hacer una estimación del costo.