Gremios analizan protestas y Gobierno pidió "seriedad"

Antes de la cumbre de líderes sindicales, Pablo Moyano sugirió que habría una movilización. El PJ adelantó que "apoyará" medidas de fuerza. El ministro Triaca defendió el veto del Presidente.
Sábado 21 de mayo de 2016
La Casa Rosada sigue alerta las consecuencias del veto a la ley de cepo laboral. Más allá de las críticas de la oposición y declaraciones aisladas de líderes gremiales, los sindicatos no terminaron de definir si cumplirán con sus amenazas. Las deliberaciones se trasladaron a Mar del Plata, en donde los jefes de las principales centrales obreras debían reunirse en el marco de la Semana Social que organiza la Iglesia.

Algunos sectores ya dieron señales de sus intenciones. Tal es el caso de las dos CTA, que se mostraron dispuestas a llevar adelante un paro como forma de protesta por la decisión del Presidente. Pablo Moyano advirtió: "Algo hay que hacer, si no es paro, una movilización". A su entender, el veto fue un "error histórico".

En tanto, el Partido Justicialista, promotor de la ley que sancionó el Congreso, anticipó que va a apoyar eventuales medidas de fuerza. Así lo hizo saber el titular de la fuerza, José Luis Gioja. "No somos nosotros los que tenemos que decidir, sino los trabajadores, es muy bueno no meterse en los temas de otro", señaló.

Frente a un panorama que adivina conflictivo, el Gobierno se apresuró a pedir "seriedad". El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, indicó: "Hay un momento de dificultad y tenemos que trabajar con seriedad, sin politiquería y sin tratar de sacar ventaja en lo inmediato", subrayó el funcionario nacional al tiempo que resaltó que el Gobierno sigue "discutiendo con todos los sectores del Congreso y los sectores sociales y sindicales".

Triaca defendió la posición de Macri, quien al anunciar el veto dijo que la medida desalentará el empleo. "Tomó la decisión que tenía que tomar", aseguró.