La Iglesia asegura que la pobreza volvió a crecer

Así lo reveló un nuevo informe de la UCA que será difundido en los próximos días. Afecta principalmente a los trabajadores informales. El documento señala que la ley antidespidos no hubiera ayudado.
Domingo 22 de mayo de 2016
El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) difundirá en los próximos días un documento sobre el periodo 2010-15 y la actual coyuntura, que reflejará un nuevo aumento de la pobreza en la Argentina.

Un extracto del relevamiento señala que el mayor riesgo de subocupación y empobrecimiento no afecta actualmente al sector formal de la economía (empleados registrados), sino a los trabajadores informales.

"Los incrementos en los precios y las tarifas y la menor actividad interna están generando un aumento de la pobreza. Estos nuevos pobres son, en general, familias de trabajadores de sectores populares no marginales o clase media baja que no cuentan con sistemas de protección social", precisó Agustín Salvia, director del observatorio de la UCA.

En un informe anterior, el ente universitario católico estimó que en el primer trimestre de 2016 hubo 1,4 millón más de nuevos pobres en el país. Y ahora señala que todos los que se suman día a día a la estadística "emergen de medidas 'normalizadoras' adoptadas por el actual gobierno".

El avance de la pobreza -se especifica en un adelanto del documento que publica el diario Clarín- afecta a "una amplia capa de trabajadores asalariados precarios, trabajadores independientes no profesionales, pequeños comerciantes y trabajadores eventuales (no menos de 3 millones de personas) los cuales, además de carecer de visibilidad y de representación política, o debido a ello, no han sido objeto de una especial protección social frente a la situación crítica generada por la caída del consumo, el aumento de los precios y el mayor riesgo de despido o caída de la actividad".