Pekín presiona a Taiwán para que reconozca su pertenencia a China

El Gobierno chino amenaza con cortar relaciones si la nueva presidenta, Tsai Ing-wen, no dice explícitamente que son parte del país asiático.
Domingo 22 de mayo de 2016
El Gobierno chino exige que la nueva presidenta, Tsai Ing-wen, diga explícitamente que son parte del país asiático, de lo contrario amenazan con cortar las relaciones con Taipei.

Un día después del discurso de la nueva presidenta independentista, Tsai Ing-wen, el portavoz de la Oficina de de Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado chino, Ma Xiaoguang, salió a decir que la única manera de seguir con las comunicaciones regulares entre Pekín y Taipei es “confirmando la adherencia al consenso de 1992”, en el que ambas partes aceptan el principio de que hay una solo China.

Taiwán quiere "paz y estabilidad" y consenso en sus lazos con China, afirmó Tsai Ing-wen, en su discurso de toma de posesión, en el que prometió "defender la democracia" taiwanesa.

En su discurso, la nueva mandataria de Taiwán reconoció el hecho histórico que supuso la reunión de 1992, donde según la presidenta hubo “un reconocimiento en dejar de lado las diferencias para buscar un terreno común”, pero no mencionó explícitamente que en esa cita se llegara a un consenso, ni que Taiwán fuera parte de China, como lo exige hoy Pekín.

El portavoz del Gobierno chino sostiene que el mecanismo del consenso ha ayudado a que las dos partes mantengan buenas y periódicas conversaciones, además de evitar malinterpretaciones y manteniendo los desacuerdos bajo control, lo que se ha traducido en un impulso a la confianza mutua y al entendimiento. Sin embargo la interpretación del famoso consenso difiere en ambas parte, para unos China es la comunista Pekín, mientras que para otros, China es la democrática Taipei.

La Asociación para las Relaciones a ambos lados del estrecho de Taiwán se sumó a los dichos de Ma Xiaoguang al expresar mediante un comunicado que seguirá las negociaciones y contacto con su homólogo en Taiwán siempre y cuando “se permita” a éste reconocer el Consenso de 1992.

“Es importante para el continente chino obtener una respuesta clara por parte de Tsai sobre el principio de una sola China. Es un principio clave que no debería ser reemplazado por juegos de palabras ambiguos”, indicó en un editorial el diario oficialista Global Times. Y añadió: “No ha lugar para retroceder en este asunto. Si hacemos concesiones, las fuerzas radicales de Taiwán creerán que pueden avanzar en la independencia taiwanesa”.