Ministro brasileño prometió frenar la Operación Lava Jato

Se trata de Romero Jucá, el ministro de Planificación de Brasil y senador del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB). Habría prometido al expresidente de la compañía Transporto un pacto para frenar la investigación por blanqueo de dinero que investiga a ambos.
Lunes 23 de mayo de 2016

Romero Jucá, el ministro de Planificación de Brasil y senador del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), habría prometido al expresidente de la compañía Transporto, Sérgio Machado, un pacto para frenar la investigación por blanqueo de dinero conocida como Operación Lava Jato (que investiga a ambos) en caso de lograr la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff, informa el diario 'La Folha de S. Paulo'.

El diario apunta a la existencia de unas grabaciones de 75 minutos de duración, obtenidas por la Fiscalía General de la República, que tuvieron lugar semanas antes de la votación de la Cámara Baja brasileña que aprobó la destitución de Rousseff.

En la conversación entre ambos, Machado pide a Jucá que monte "algo" para protegerlo y para frenar el avance de la investigación en su contra desde un posible nuevo Gobierno: "Se jodió para todo el mundo ¿Cómo podríamos montar algo para que yo no caiga?", afirma el empresario.

"Tenemos que resolver esa mier... Tenemos que cambiar el Gobierno para frenar la sangría", responde Jucá, añadiendo que las investigaciones sobre la corrupción en el PMDB "no pueden estar en la mano del juez Moro". Ante esto, Machado dice que es necesario "política y cosa rápida". "Creo que tenemos que articular una acción política", espeta Jucá.

Asimismo, el ministro califica a Moro de "Torre de Londres" en referencia a las torturas que ocurrían en el mayor presidio de Inglaterra en la Edad Media.

Por último, Jucá habla de construir un pacto nacional desde el nuevo Gobierno con los miembros del Tribunal Supremo Federal de Brasil, pero apunta a las dificultades de convencer al magistrado Teori Zavascki, el encargado de dirigir las investigaciones de la Operación Lava Jato desde la Corte Suprema, entre otros miembros del tribunal.

Después de que haya salido a la luz su polémica conversación con Machado, Jucá ha declarado en una entrevista telefónica que no renunciará a su cargo en el Gobierno, porque considera la filtración como algo "banal", informa el portal de noticias G1. "Estoy muy tranquilo. Bajo ningún concepto me siento invalidado para trabajar debido a esa grabación que no me compromete en nada. Por tanto, no me siento en condiciones o en el compromiso de dimitir", afirma el ministro.

"Lo que dije está en todas las entrevistas a la prensa que he dado, no es ninguna novedad, ningún secreto (…) tenemos una larga tarea por hacer, pero tendré que conversar con el presidente para escuchar su opinión, que es lo que vale", ha declarado Jucá en referencia al mandatario interino Michel Temer, quien todavía no se ha pronunciado sobre el caso.

Por su parte, el sociólogo y profesor de la Universidad de Sao Paulo, Wagner Iglecias, ha declarado a RT que el 'impeachment' contra la jefa de Estado tendría como objetivo librar a los antiguos aliados de Rousseff de sus acusaciones de corrupción.