YouTube: imagen sexy esconde terrible secreto

Parece una imagen normal, pero detrás hay una historia de vida.
Sábado 28 de mayo de 2016

Una foto sexy de Youtube oculta un terrible secreto. Parece una imagen normal, sin embargo, esconde algo increíble.

Tal vez la única forma de concientizar a las personas en internet, a veces, se basa solo en presentar una imagen llamativa, con el propósito de revelar una verdad que puede parecer dolorosa.


Lo más seguro es que en la imagen de la chica, no hayas notado nada extraño. Sin embargo, para Meagan Barnard (24) quien posa en esta imagen, resultaría imposible no fijarse en ello. Y es que, durante más de dos décadas se ha sentido acomplejada por ese “algo” y ha tratado de esconderlo de todo el mundo.


Al menos hasta ahora, ya que a través de YouTube presentó su verdad, la que no ha tardado en hacerse viral, y se alegra de que haya tenido el valor para revelarlo.


Meagan padece de una rara enfermedad llamada linfedema. Esta, tal y como se puede ver en el clip de YouTube, hace que su pierna derecha se hinche por la acumulación de entre dos y tres litros de líquido diarios. De hecho, nuestra protagonista sufre grandes dolores y se ve obligada a utilizar vendas compresivas y una máquina que extrae el agua de esta extremidad.


Hasta hace poco, esta dolencia hacía que prefiriese ocultarse, pero hace aproximadamente un año se convirtió en un ejemplo para todos aquellos que la padecen.
Como era de esperar, Meagan empezó a esconder su enfermedad bajo pantalones anchos. “Lloraba todo el tiempo. Todos los días. Habría preferido morir a tener linfedema. Llegué a escribir una carta de suicidio a mi padre diciéndole que iba a acabar con todo”, según recoge ABC.es.


Sin embargo, hace algunos meses decidió posar ante la cámara para tratar de concientizar al mundo de la gravedad de esta dolencia.


Ahora afirma haberse quitado un peso de encima y, según explica en este clip subido a YouTube, se siente mucho mejor consigo misma. “Muchas personas me han pedido que pose más. Y muchas personas que también padecen linfedema han contactado conmigo para hacerlo. Si ayuda a gente, si crea conciencia, estaría encantada de seguir haciéndolo”, señala.