Así festejaron los jugadores de Lanús una vez que Darío Herrera marcó el final del partido ante San Lorenzo. Hubo delirio Granate en el Monumental: el plantel recibió las medallas correspondientes y alzó la copa del torneo en medio de una lluvia de papelitos que inundaron el estadio.