Cristina K negó "reuniones secretas" con Casanello y Báez

"No acostumbro estar desmintiendo cada una de las barbaridades que cotidianamente se publican", escribió en Twitter. Además, criticó a Mauricio Macri.
Domingo 29 de mayo de 2016

La ex presidenta Cristina Fernández negó hoy haber mantenido "reuniones secretas" durante su gestión "con miembros del Poder Judicial", en referencia a "la publicación en algunos medios", dijo, acerca de supuestos encuentros con el juez federal Sebastián Casanello y con el empresario kirchnerista Lázaro Báez.

Fernández sostuvo que no hubo encuentros "sobre todo cuando el juez es, nada menos que el Dr Casanello. Sí, el mismo que absolvió a Mauricio Macri en la causa de las escuchas ilegales, al día siguiente que asumiera como Presidente, sin que a nadie se le moviera un pelo".

"El Dr. Casanello a quien no conozco, ni nunca vi en mi vida, es el juez que tiene a su cargo la investigación del mayor escándalo de corrupción internacional de los últimos tiempos: los mundialmente conocidos como 'Panamá Papers'. Que tiene como protagonista principal en la Argentina al Presidente de la Republica Mauricio Macri, sus familiares, sus funcionarios y sus amigos", recordó.

"Nunca hubo 'reuniones secretas' durante mi gestión con miembros del Poder Judicial, ni en la residencia de Olivos, ni en ninguna otra parte", apuntó la ex mandataria en una publicación en su cuenta de Facebook.

Casanello tiene a su cargo la investigación por lavado de dinero que mantiene en prisión al empresario Lázaro Báez.

Es "un deber" comunicar que "las únicas reuniones que mantuve en la Jefatura de Gabinete de Olivos, con miembros del Poder Judicial no fueron secretas (por otra parte algo casi imposible en la Argentina), y se realizaron, únicamente, con miembros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Y con los Dres. (Domingo) Sesin y (Eugenio) Sarrabayrouse".

"En efecto, por obvias razones de carácter institucional, he mantenido reuniones con el Dr. (Ricardo) Lorenzetti, con la Dra. (Elena) Highton de Nolasco y los Dres. (Eugenio) Zaffaroni y (Enrique Santiago) Petracchi. La llevada a cabo con los otros dos magistrados fue con motivo del envío, oportunamente, de sus pliegos al Senado de la Nación, para completar la integración de la Corte", amplió.

En ese marco, dijo "no" acostumbrar a "estar desmintiendo cada una de las barbaridades que cotidianamente se publican, pero que alguien o algunos letrados, como estrategia de defensa judicial, pretendan vincularme con un juez de Comodoro Py, es absolutamente inaceptable".

"He sido, soy y seguiré siendo objeto de la más feroz campaña de persecución política mediática y judicial, de la que se tenga memoria en las últimas décadas. No me quejo. Sé que es el precio que tenemos que pagar 'los que le hicimos creer' a la gran mayoría de los argentinos que tenían derecho a vivir mejor", concluyó.

Por su parte, la diputada porteña Graciela Ocaña pedirá este lunes al Consejo de la Magistratura que abra una investigación sobre la actuación del juez federal Sebastián Casanello en la causa conocida como 'la ruta del dinero K' que involucra al detenido empresario kirchnerista Lázaro Báez, por entender que el magistrado no sería "independiente" para seguir en el caso.

Ocaña insistió en la necesidad de que la Justicia investigue si realmente existió una reunión secreta en la residencia de Olivos, antes del cambio de gobierno, en la que habría participado el magistrado que lleva adelante una de las causas contra Báez.