Macri, de reposo en la Quinta de Olivos tras la arritmia que sufrió

El Presidente estuvo internado este viernes en la Clínica Olivos, donde le hicieron estudios cardíacos. Los médicos le aconsejaron suspender sus actividades del fin de semana.
Sábado 4 de junio de 2016
El presidente Mauricio Macri se recupera este sábado en la Quinta de Olivos tras haber permanecido internado durante varias horas este viernes en la Clínica Olivos por un arritmia cardíaca.

Los médicos le ordenaron reposo hasta el lunes, por lo que debería suspender todas sus actividades del fin de semana.

Macri se retiró del centro de salud las 23.15 hacia la residencia oficial en un vehículo particular.


Según un comunicado difundido por Presidencia, Macri presentó "alrededor de las 15 una leve arritmia que no le impidió continuar con su trabajo y mantener la agenda de actividades previstas en la quinta de Olivos".

Cuando concluyó la actividad, alrededor de las "19.30, la Unidad Médica Presidencial decidió que se realizara una revisión en la Clínica Olivos", indicó la información oficial.
"Al constatarse que se revirtió la arritmia", se decidió que "permanecerá algunas horas más por precaución" en el centro asistencial, para retornar luego a la quinta de Olivos, indicó el comunicado.

Según detalló el vocero presidencial, Iván Pavlosky, los médicos le realizaron un electrocardiograma y un ecocardiograma doppler, y quedó en "estado de sedación"; horas después despertó de la anestesia y Macri se retiró del sanatorio por sus propios medios. Simón Salzberg, director de la Unidad Médica Presidencial, comentó que Macri, "a las 3 o 3 y media (de la tarde) empezó con síntomas no muy claros de palpitaciones" y que se le practicó un electrocardiograma que reveló una "fibrilación ventricular", es decir una arritmia.

"A las 19, como no revertía (el cuadro), decidimos traerlo acá para hacerle los estudios correspondientes, un análisis, un ecocardiograma. Se revirtió la arritmia, lo dejamos en reposo un par de horas y, como se sentiá bien, se retiró".

Aclaró que Macri "nunca" sintió dolores de pecho, sino sólo "palpitaciones" y "malestares vagos".

El médico se preocupó en explicar que la arritmia que padeció el Presidente es "tremendamente común, cosa de todos los días para nosotros", los médicos, y que "le indiqué que mañana haga reposo y el lunes retome la agenda habitual. No queda ninguna secuela", aseveró.

Sin embargo, al ser consultado sobre las causas del cuadro, el facultativo respondió: "Es una excelente pregunta. Uno no siempre sabe, pudo haber tenido que ver el estrés, pero no es tajante", pero aclaró, ante otro interrogante: "Si se hacen las cosas correctamente, es muy poco probable" la posibilidad de que derive en un ACV.

El rumor sobre una posible internación de Macri corrió en el transcurso de la tarde pero fue desmentido tanto por Presidencia como por Jefatura de Gabinete e, incluso, se difundió una foto del mandatario manteniendo una reunión con periodistas en la Residencia de Olivos para quitar entidad a la información.