Superliga: aprueban asamblea con menor número al requerido por estatuto

Hubo dirigentes que no habían estado en la sesión y fueron llamados para que firmaran el acta una vez concluida la reunión del Comité Ejecutivo.
Miércoles 15 de junio de 2016
Una nueva página bochornosa se desarrolló en la AFA, dado que el llamado a Asamblea Extraordinaria para implementar la creación de la Superliga fue aprobado por un número menor de votos de los que exige el estatuto.

Hubo dirigentes que no habían estado en la sesión y fueron llamados para que firmaran el acta una vez concluida la reunión del Comité Ejecutivo.

De hecho, a las 20.15, una hora después de que terminara el cónclave, había 32 de los 33 votos necesarios para convocar a la Asamblea extraordinaria.

Ocurre que se requiere que se hallen en el lugar tres cuartas partes de los 45 integrantes del Comité Ejecutivo para llamar a Asamblea Extraordinaria.

Entre los errores habría también dos asambleístas que pusieron la rúbrica, pero carecen de la habilitación para hacerlo como miembros del Comité.

Lo paradójico es que al principio estuvieron los enviados de la Conmebol y la FIFA, pero ambos se retiraron antes de que se efectura la votación en la Sala de Reuniones del tercer piso de la sede de la calle Viamonte.

Por lo tanto, en la noche volvió a complicarse el panorama en la AFA, dado que se había anunciado más temprano que el Comité convocaba a una Asamblea Extraordinaria para el martes 28 del corriente mes en Ezeiza, con el propósito de reformar el estatuto de la institución para implementar la Superliga impulsada por cuatro de los cinco clubes denominados grandes.

El llamado a Asamblea había sido acordado entre las dos posturas antagónicas, los proliguistas y los representantes del del ascenso, en horas de la tarde en la sede del sindicato de Camioneros. Con Hugo Moyano como anfitrión, allí habían estado Armando Pérez y Nicolás Russo, otros dos candidatos a la presidencia de AFA (Claudio Tapia volvió a Estados Unidos con el seleccionado); Daniel Angelici, como representante de los clubes grandes, y Luis Segura, actual titular de la entidad madre del fútbol argentino.

En esa primera reunión habían terminado por acercar las distintas posturas y llegaron a un principio de acuerdo para ejecutar uno de los puntos que más tensión causó en los últimos tiempos en AFA, además del convulsionado proceso eleccionario que quedó trunco por irregularidades detectadas por la IGJ.

Tras la sesión del Comité, la confirmación oficial del acuerdo salió de la boca de Pérez, quien afirmó: "Hoy nos pusimos de acuerdo en la fecha y me parece saludable. Tenemos que comportarnos como corresponde".

"La posición de todo el mundo es ser lo más equitativo (en la distribución de los recursos). Por el dinero no va a haber problema. Tenemos que estar prepocupados por la situación actual de AFA", sostuvo el presidente de Belgrano.

La alarma que intentó dejar apagada el dirigente cordobés de todos modos la había encendió parcialmente Moyano al salir de la reunión de Comité, cuando admitió que "la situación es compleja fundamentealmente para los clubes más chicos, que son los más necesitados".

"Esperemos que lo podamos resolver. Sostenemos que la Superliga tiene que salir siempre que se garantice que los clubes chicos no sean perjudicados, sino no tiene razón de ser", había advertido el sindicalista y presidente de Independiente.

Los porcentuales que les corresponderán a los clubes de la Primera B Nacional y el reparto del dinero entre los clubes de Primera División eran por entonces los aspectos a limar por los dirigentes para terminar de darle forma al nuevo torneo, al que tratan de realizar dentro de la órbita de la AFA.

Por lo pronto, los emisarios de la Conmbeol y la FIFA mantendrán mañana un encuentro con los representantes de los cinco grandes a partir de las 10 en el Hotel Panamericano, pero habrá que ver qué postura adoptan luego de conocerse esta nueva irregularidad.