"Cristina y De Vido deben dar explicaciones sobre López"

Ricardo Forster afirmó que la ex presidenta y el diputado "tienen que salir a hablar públicamente" por el caso que involucra al ex secretario de Obras Públicas. "Siento una enorme tristeza, una desolación", dijo.
Jueves 16 de junio de 2016
El filósofo y ex funcionario kirchnerista Ricardo Forster afirmó que la ex presidenta Cristina Fernández "tiene que salir a hablar públicamente" tras la detención del ex secretario de Obras Públicas José López "para toda la sociedad y aquellos que se sintieron interpelados por el proyecto" que ella lidera.

Forster dijo que espera que la detención de López -mientras intentaba ingresar dinero a un monasterio bonaerense- "sirva para una ley de financiamiento de los partidos políticos" y "que se termine con la excusa histórica de tener que hacer caja para hacer posible la construcción política".

"Siento una enorme tristeza, una desolación. Uno apuesta a sus convicciones, a sus ideales... Esto le ha hecho un daño inmenso, muy duro, a todos aquellos que creen que la política es un instrumento clave de la vida democrática", enfatizó el integrante de la agrupación Carta Abierta.

Consultado sobre qué le diría a la ex Presidenta, remarcó que "Cristina tiene que salir a hablar públicamente" porque, resaltó, "corresponde para todos: para el conjunto de la sociedad y para todos aquellos que se sintieron interpelados por un proyecto".

"Yo espero una palabra lo antes posible de Cristina", agregó Forster, quien sostuvo que ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido "también tiene que dar explicaciones".

No obstante, reclamó "que sea la Justicia la que dictamine la culpabilidad o la inocencia" de los involucrados en supuestos hechos de corrupción y pidió "que sea implacable".

Además, el intelectual sostuvo que "envilecer, ensuciar y manchar" la política con estos presuntos casos de corrupción "no es simplemente un problema de individuos, es un problema de la sociedad".

"La corrupción es un cáncer que nos corroe, que corroe al funcionario público y a la vida empresarial privada. Porque ahí donde hay un funcionario público corrupto hay un empresario corrupto", sentenció.

En este sentido, repudió a quienes "han usufructuado sus cargos públicos para negocios privados", aunque resaltó que "la inmensa mayoría de los funcionarios actúan en función de sus convicciones e ideales".