Argentina busca romper un karma que tiene 23 años

Son los años que lleva sin conseguir títulos en el evento deportivo de fútbol más importante del continente americano. Lleva, además, 6 finales perdidas. ¿Podrá romper con la mufa el domingo?
Miércoles 22 de junio de 2016

El próximo domingo, la Selección tendrá la gran oportunidad de romper el maleficio de 23 años sin títulos, un karma que arrastra luego de lograr la Copa América en 1993. Desde aquel entonces, llegó en seis oportunidades a instancias decisivas, sin poder imponerse en el último partido.

La imagen de Oscar Ruggeri levantando la Copa América en 1993 ya queda muy lejana, casi perdida, en la retina de los argentinos. Desde aquella final ganada a México en Ecuador por 2-1, la Selección disputó 15 torneos oficiales sin poder lograr el título en ninguno.

La primera frustración fue en la Copa Red Fahd de 1995, actual Copa FIFA Confederaciones, donde los dirigidos por Daniel Passarella cayeron en la final por 2-0 ante Dinamarca, que era el actual campeón de la Eurocopa.

Luego, vendrían dos dolorosas finales perdidas ante Brasil de manera consecutiva por la Copa América. En 2004, la "verdeamarela" se quedó con el título en Perú tras superar a los dirigidos por Marcelo Bielsa en la tanda de penales por 4-2, tras igualar 2-2 en el tiempo reglamentario. La historia en Venezuela dos años después sería diferente: el "scratch" goleó a los dirigidos por Alfio Basile por un contundente 3-0.

En el medio, Argentina disputó la Copa FIFA Confederaciones de 2005 gracias a que Brasil se coronó campeón del Mundo en Corea-Japón 2002 y le ganó la Copa América a nuestra Selección en 2004. Los comandados por Bielsa llegaron hasta el decisivo partido en Alemania, pero el resultado fue nuevamente desastroso: 1-4 ante la verdeamarela.

De la final disputada en Venezuela en 2007, tuvieron que pasar siete años hasta que Argentina alcanzara una nueva final: fue en 2014, en el Mundial disputado en Brasil, donde los comandados por Alejandro Sabella caerían en el alargue frente a Alemania por 1-0.

Un año después, Argentina tendría revancha en la Copa América de Chile llegando hasta sexto partido. Sin embargo, el destino de gloria sería nuevamente esquivo y tras igualar 0-0 en el tiempo regular, los trasandinos levantarían el trofeo por primera vez en su historia al imponerse por 4-1 en los penales.

El próximo domingo la Selección tendrá una nueva oportunidad de romper con el mal karma, sacarse la espina o como quieran decirle. Los dirigidos por Gerardo Martino, y conducidos por Lionel Messi, buscarán liberar un grito que los argentinos llevan 23 años atragantado.