Un preso mandó a secuestrar a su hija porque no lo visitaba

El encargo se lo hizo a su madre y a sus tres hermanas, que fueron detenidas. Quiso vengarse de su ex por impedirle el contacto con la menor, de 2 años.
Martes 28 de junio de 2016
Un hombre preso en el penal de Sierra Chica, en el partido bonaerense de Olavarría, mandó a su madre y tres de sus hermanas a secuestrar a su hija de dos años en venganza porque su ex pareja no la llevaba a la cárcel para visitarlo.

La nena de dos años que fue secuestrada en la localidad bonaerense de José C. Paz, fue rescatada en un allanamiento realizado en un asentamiento de Tigre, donde la abuela y las tres tías quedaron detenidas.

El procedimiento fue realizado por detectives de Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de José C. Paz, en un allanamiento de urgencia ordenado por el fiscal Fernando Corda, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 22 de Malvinas Argentinas, quien recuperó a la niña a pocas horas de concretado el secuestro.

Según la denuncia que presentó la madre de la nena, publica hoy un matutino porteño, todo comenzó el domingo alrededor de las 19.00, cuando recibió llamadas del padre de la niña, un preso alojado hace 8 años en la unidad de Sierra Chica, quien desde un celular que tiene en el calabozo la insultaba y la amenazaba
diciéndole que le iba a sacar a su hija.

La mujer explicó que lo conoció hace tres años, ya detenido, que tuvieron a la nena, pero que hace siete meses habían terminado la relación y su ex la llamaba para reclamarle que no llevaba a la niña a la cárcel para que él pudiera verla.

Según la denuncia, a las 19.30 llegaron a su casa de la calle Butler al 3.400 la madre de su ex, una mujer de 57 años, y tres de sus hijas, de 38, 34 y 16.

Mientras su ex suegra le arrebató la nena de los brazos, sus ex cuñadas la atacaron a golpes y las cuatro huyeron con la pequeña a la estación Sol y Verde del ferrocarril San Martín, donde tomaron un tren.

La denunciante mostró su teléfono celular, donde, después del secuestro, el padre de su hija la siguió llamando para decirle que si quería volver a ver a la nena tendría que mudarse con su familia a la villa San Jorge de Don Torcuato, partido de Tigre, de donde él y su familia son oriundos.

Ante la necesidad de recuperar con rapidez a la niña, el fiscal Corda ordenó un allanamiento de urgencia -sin orden del juez de Garantías, pero avalado para casos de gravedad como éste- en la
casa de los familiares del padre de niña, en la villa San Jorge.

Los efectivos de la SubDDI José C. Paz recuperaron a la nena sana y salva, y aprehendieron a las cuatro mujeres que, según la denunciante, fueron las encargadas de llevarse a la nena.

Las mujeres quedaron acusadas del delito de sustracción de un menor. Con la declaración de la madre y el análisis de las comunicaciones, la fiscalía que continúe con la causa estará también en condiciones de imputar como autor intelectual del secuestro al padre de la nena, quien continúa detenido en la unidad de Sierra Chica.

La pequeña fue entregada a su mamá. El detenido aún no había sido notificado de la nueva imputación
por ser quien organizó que su hija fuera sacada de los brazos de su madre.

Su madre y sus hermanas tampoco habían sido indagadas. La causa con respecto a la de 16 años pasó al fuero Penal Juvenil.