La mujer de Pérez Corradi ratificó que policías le cobraban para no detenerlo

Dijo que sería difícil reconocer a todos los efectivos que recibían una paga por parte de su pareja, quien sigue detenido por el triple crimen de General Rodríguez.
Miércoles 29 de junio de 2016
La pareja de Ibar Pérez Corradi, detenido en Paraguay tras permanecer cuatro años prófugo por el triple crimen de General Rodríguez, declaró ante la Justicia de su país que sería "difícil" reconocer a "todos" los policías locales que recibían una paga de su pareja para que no lo detuvieran, porque eran "varios" y "en diferentes lugares".

La mujer prestó esta declaración como testigo en la investigación por falsificación de documentos que se le sigue a Pérez Corradi, quien a su vez será indagado mañana por el mismo caso, informaron fuentes judiciales.

Se trata de María Gladys Delgado Brítez (24), de nacionalidad paraguaya, quien esta mañana prestó declaración testimonial ante la fiscal Sandra Quiñónez, de la Unidad Especializada de Hechos Punibles contra la Libertad de las Personas, Antisecuestro y Antiterrorismo, con sede en Asunción.

La mujer -que desde 2012 está en pareja con el ex prófugo y tiene con éste una hija de tres años y un bebé de cuatro meses- estuvo acompañada por el abogado de su pareja, Carlos Rodríguez Brun, quien presenció la declaración como "oyente" ya que Delgado Brítez es una testigo.

"La mujer declaró que ella conocía a su pareja por el nombre de José Luis Fernández y colaboró dando detalles sobre el uso que éste hacía de su documentación", explicó a Télam el abogado paraguayo.

Según el Ministerio Público Fiscal local, sobre el "supuesto pago por protección a policías paraguayos, Gladys Delgado también se ratificó, e indicó que le sería difícil reconocer a todos los involucrados, pues eran varios agentes que recibían el dinero en diferentes lugares".

Tras la audiencia, la propia fiscal afirmó que "le preocupa la seguridad de la testigo debido a la situación de riesgo de su pareja", por lo que se comunicó con el Comandante de la Policía Nacional "a fin de que la fuerza pública brinde protección a la mujer".

Más temprano la fiscal Quiñónez había citado a Pérez Corradi (38) para mañana a las 9 (hora local) para indagarlo por la "supuesta comisión de los hechos punibles de producción de documentos no auténticos y abuso de documentos de identidad".

Por esta causa, caratulada "David Nicolás Benítez Meza y otros", la fiscal había librado una orden de detención del imputado a nivel nacional, razón por la cual, tras ser detenido el 19 de este mes en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, el ex empresario farmacéutico argentino fue trasladado a Paraguay.

El defensor Rodríguez Brun dijo a Télam que recién mañana definirá con Pérez Corradi si éste acepta responder preguntas o si se niega a declarar ante la instructora judicial.

"Dependerá del momento", indicó el letrado que agregó que su defendido continúa detenido en dependencias de la Fuerza de Operaciones Especiales (FOPE) de la Policía Nacional de Paraguay.

Según la investigación, Pérez Corradi está acusado de haber pagado 200.000 dólares a cambio de un documento falso y un pasaporte a nombre de Walter Miguel Ortega Molinas, un joven muerto en 2002 en un accidente, para poder permanecer prófugo.

De acuerdo a la acusación, dicho documento falso fue impreso el 4 de agosto de 2015 y tras descubrirse la maniobra toda la cúpula del Departamento de Identificaciones de la Policía Nacional paraguaya fue descabezada y se dispuso la detención de dos suboficiales de la fuerza.

Por otra parte, hoy ingresaron formalmente a la Fiscalía de Estado paraguaya tres pedidos de extradición de la Justicia argentina: uno por el triple crimen, el segundo por tráfico ilegal de efedrina y el tercero por encubrimiento de lavado de activos.

Fuentes judiciales paraguayas precisaron a Télam que los dos primeros requerimientos son de la jueza federal María Servini de Cubría y el restante de su par Sebastián Casanello, quien se quedó con la causa de la "mafia de los medicamentos" que antes tenía el ex magistrado Norberto Oyarbide.

A partir de ahora, el fiscal de Asuntos Internacionales de Paraguay Manuel Doldán Breuer analizará cada uno de los pedidos y determinará si cumplen con todos los requisitos, tras lo cual, correrá vista a la defensa de Pérez Corradi.

Hace una semana, el detenido declaró ante el juez penal de Garantías 12 de la capital paraguaya, Eulogio Julián López Aquino, a cargo del proceso de extradición, que no quiere someterse a la Justicia argentina porque teme por su vida ya que "autoridades" del gobierno kirchnerista "están involucradas en los hechos".