Báez tiene U$S 140 millones en propiedades en Santa Cruz

Charcras, estancias, departamentos, edificios y terrenos. Están en las localidades de Río Gallegos, El Calafate, El Chaltén, 28 de Noviembre, Caleta Olivia, Las Heras y Puerto Santa Cruz.
Viernes 1 de julio de 2016

Los inmuebles están en siete localidades de Santa Cruz, y también en campos del departamento Río Chico. El Tribunal de Tasación de la Nación reveló que las 147 propiedades del empresario Lázaro Báez – vinculado con Néstor y Cristina Kirchner, por ejemplo, en el alquiler de departamentos – tienen un valor patrimonial de 140 millones de dólares.

Por otro lado, en esa cifra se incluyeron los vehículos incautados por la Justicia, que tienen un valor de 4 millones de dólares. Sin embargo, la tasación no contempla Austral Construcciones, la firma con la que Báez consiguió la adjudicación de una gran cantidad de obras públicas por al menos 21 millones de pesos.

Charcras, estancias, departamentos, edificios y terrenos: suman 140.688.312 dólares, según el informe que recibieron el fiscal Marijuán y el juez Casanello. Las localidades donde están las propiedades son Río Gallegos, El Calafate, El Chaltén, 28 de Noviembre, Caleta Olivia, Las Heras y Puerto Santa Cruz.

El Calafate – donde también hay inversiones de la familia Kirchner – Lázaro compró 72 inmuebles por $273.030.700. Además, también adquirió estancias. El terreno en el que su copropietaria es Cristina Kirchner cuesta $17.400.000. Hay un dato llamativo: la inversión más cara fue para un hotel que Báez nunca inauguró. Costó $156.400.000. En la misma localidad hay tres viviendas que suman $6.8 millones y un complejo de departamentos cotizados en $4.627.000. Compró allí, en total, 62 terrenos fiscales, según publicó Clarín.

El negociado inmobiliario con tierras fiscales en la provincia de Santa Cruz durante la última década está por salir finalmente a la luz. El juzgado federal de Río Gallegos reabrió varias causas en la que se investiga la venta de terrenos fiscales a precio vil en El Calafate, entre ellas, las que involucran a Néstor y Cristina Kirchner.

El camarista de Comodoro Rivadavia, Javier Leal de Ibarra, quien recuperó el mando del juzgado –controlado durante los últimos 12 años por el kirchnerismo– dispuso desarchivar los expedientes al detectar "demoras, deficiencias e irregularidades" en las causas que involucraban tanto a los ex mandatarios como a otros leales al kirchnerismo.

El fallecido ex mandatario compró allí dos hectáreas a USD 50.000 y las vendió posteriormente en más de USD 2.000.000 a un grupo chileno. En esa ciudad a la que la ex presidente definía como su "lugar en el mundo", no solo el matrimonio Kirchner adquirió tierras a "precios bajos", sino también otros ex funcionarios nacionales y provinciales, amigos y empresarios K, entre ellos Lázaro Báez.

Leal de Ibarra también inició un sumario por la actuación de la abogada Andrea Askenazi Vera como jueza federal suplente de ese distrito. Según informó el diario Clarín, Askenazi ordenaba a los empleados del juzgado que las "causas políticas" debían ser entregadas a ella, quien las identificaba con las siglas de su nombre –"AVAD"– y luego las rotulaba como "expediente pasado a secreto".

Dentro de esos expedientes, la causa más resonante es la referida a la compra por parte de Néstor y Cristina Kirchner de terrenos fiscales en El Calafate a $7,5 el metro cuadrado.