Macri busca proyectarse como aliado de la UE tras el Brexit

El Presidente inicia este sábado en París una gira por Europa que incluirá Bélgica y Alemania. Busca posicionar al país como aliado político y comercial de la Unión Europea.
Sábado 2 de julio de 2016
El presidente Mauricio Macri inicia este sábado en París una gira europea que lo llevará a Francia, Bélgica y Alemania, donde buscará proyectar su liderazgo internacional como aliado político y comercial de la Unión Europea, en plena convulsión por la decisión del Reino Unido de abandonar el bloque.

Macri mantendrá el sábado por la tarde una "reunión de trabajo” con el presidente francés, François Hollande, y el martes otra en Berlín con la canciller alemana, Ángela Mekel, en este caso en el marco de una “visita oficial” de dos días en la que el Presidente estará acompañado por empresarios.

Además de entrevistarse con los dos líderes de mayor peso en el bloque comunitario, Macri será recibido el lunes en Bruselas por el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, por la Alta Representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, y por el rey Felipe.

La visita del mandatario a la capital comunitaria y a Alemania estaba planificada desde hace tiempo, con el objetivo afianzar el vínculo histórico de Argentina con las instituciones europeas y la principal potencia del Viejo Continente en el marco de la estrategia internacional del gobierno para situar al país como aliado fiable en el ámbito internacional y atraer nuevas inversiones al país.

A último momento, se agregó el encuentro con el Hollande, que adquiere una gran relevancia política por el especial momento de crisis que atraviesa Europa a raíz del Brexit.

“Será una reunión para actualizarse sobre los múltiples temas que están dando vueltas estos días y que son de mutuo interés; y para reforzar que queremos avanzar en el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea con la mayor velocidad posible”, indicó el veirnes la canciller Susana Malcorra, de visita en Madrid.

Respecto al mencionado acuerdo de libre comercio entre los dos bloques regionales, que estará en el centro de la agenda del Presidente, Malcorra destacó que el objetivo es "convertir lo que es una aspiración en algo concreto".

La visita tiene lugar apenas una semana después de que el Reino Unido aprobó en referéndum dejar la Unión Europea a cuatro décadas de su ingreso, en 1973, abriendo un escenario inédito que sitúa a los líderes europeos ante el reto de responder a la amenaza de desintegración.
La UE debe gestionar ahora las consecuencias de esta decisión, sumida en una grave crisis de legitimidad, que ya mostró fuertes síntomas con la crisis de la deuda griega, la crisis de los refugiados y el aumento de las tendencias xenófobas y de ultraderecha en el interior del bloque, que afronta la amenaza del yihadismo como un problema de seguridad y convivencia.

Hollande y Merkel son partidarios de que Londres deje cuanto antes la UE, para no extender en exceso la incertidumbre que está generando el Brexit a nivel económico y financiero, ni en torno a cuestiones como la inmigración y los refugiados.

En este complejo contexto, Macri busca reforzar los lazos con la UE tanto desde el punto de vista político como económico, intentando que en éste último aspecto el acuerdo Mercosur-UE, cuyas negociaciones se destrabaron recientemente después de casi 12 años de estancamiento, no quede relegado.

Argentina y España -que es un aliado en este tema-, consideran que el Brexit quitará cierta atención a esas negociaciones, pero también puede ser una oportunidad, ya que la UE necesita dinamismo y unidad, y un acuerdo entre los dos bloques regionales tan importantes sería una demostración de fuerza en ese sentido.

Malcorra reconoció en Madrid que "las burocracias estarán muy entretenidas" con el Brexit y que "eso puede jugar en contra", pera subrayó que "en lo político, puede significar un apoyo muy fuerte al avance del acuerdo".

“El acuerdo de libre comercio es una carta que Argentina y el resto de países del Mercosur deben seguir jugando”, aseguró a Télam Carlos Malamud, experto en América Latina del think-tank español Real Instituto Elcano, con motivo de la gira europea de Macri.

“Con la salida del Reino Unido, se pierde a un aliado importante en los temas de libre comercio, porque Londres impulsaba este tipo de acuerdos, en detrimento de países como Francia y Polonia - más proteccionistas desde el punto de vista agrícola-. Pero países como España son conscientes de la necesidad de avanzar”, apuntó el investigador.

En Bruselas, Macri se reunirá primero con Mogherini en la sede de la Comisión Europea, donde tienen previsto firmar acuerdos de cooperación, y luego almorzará en la sede del Consejo Europeo con Tusk, encargado de coordinar las reuniones de los líderes de la UE y quien tiene como misión lograr consensos en entre los ahora 27 Estados. La visita al Palacio Real será la actividad bilateral de su visita a Bélgica.

Malamud destaca que si bien el presidente Macri se encontrará con una Europa “en plena depresión post-Brexit, que todavía está digiriendo los efectos del referéndum", su visita "tendrá una gran importancia por tratarse del presidente de un país amigo que ha llevado a cabo cambios trascendentes y reconocidos por la UE”.

La gira terminará en Berlín, donde el jefe de Estado desplegará una intensa agenda durante dos días, que incluirá, además del almuerzo con Merkel, una reunión con el presidente de la República Federal de Alemania, Joachim Gauch, y una audiencia con el presidente del Parlamento alemán, Norbert Lammert.

También será presentado en la Fundación Konrad Adenauer, el primer canciller de la República Federal Alemana y uno de los padres fundadores del germen de la UE. Y se reunirá con los presidentes de empresas como Mercedez Benz, Volkswagen y Siemens.

“El cambio del gobierno en Argentina ha sido visto de una manera muy positiva, porque todos recuerdan las dificultades que había en las relaciones entre Argentina, Europa y Mercosur, durante el gobierno de Cristina Fernández. También han sido bien valorados los esfuerzos del gobierno por reconducir todo el problema de la deuda externa y la negociación con los ‘holdouts’ y los esfuerzos por sincerar la situación económica a través de las estadísticas, que afectaban la relación con el FMI”, apunta Malamud.

“El Brexit está consumiendo demasiados esfuerzos y, evidentemente desde ese punto de vista no es el mejor momento, pero “la visita es una oportunidad más que un riesgo”, subraya el experto.

Macri llega a una Europa bajo extremas medidas de seguridad por la amenaza del yihadismo islámico. El pasado 22 de marzo, seguidores del autoproclamado Estado Islámico atacaron el aeropuerto y el subterráneo de Bruselas dejando 32 muertos y más de trescientos heridos. La investigación de este atentado que sacudió el corazón de la UE –aún en curso- refuerza cada vez más la conexión entre sus autores con los responsables de la masacre perpetrada en París el 13 de noviembre de 2015, que dejó 132 muertos. Tras aquellos atentados Francia activó el estado de emergencia, que ha sido prorrogado por la Eurocopa y el Tour de Francia, y estará en vigor hasta el 26 de julio.