Lázaro Báez: “No soy testaferro de la familia Kirchner”

El empresario habló por primera vez con la prensa desde la cárcel de Ezeiza. Aseguró que no existe un pacto de impunidad y denunció que hay “demasiada mano extraña” en la investigación.
Domingo 3 de julio de 2016
El empresario patagónico Lázaro Báez habló por primera vez con la prensa desde la cárcel de Ezeiza y negó ser testaferro de la ex presidenta Cristina Kirchner y aseguró que no hay un pacto de impunidad entre ambos.

El detenido aseguró que “todo el mundo pretende que se corte el hilo en Lázaro Báez” y aseguró que pidió que se investigue la obra pública. “Está escrito en el expediente”, agregó.

Respecto al reciente escrache que sufrieron sus hijos, Báez señaló que los insultaron “mientras atrás sale el hijo de la ex presidenta, muy amable, con una recepción fantástica”.

“Pero nosotros no éramos los que manejábamos los intereses de este país ni tampoco éramos, como dicen, los que direccionaban la obra pública. Es macabro que se direccionen todos esos insultos hacia mis hijos”, se quejó.

Por otro lado, el empresario K dijo que no se siente “traicionado” por Cristina pero remarcó que “hay demasiada mano extraña” en la investigación.

Báez denunció que fueron “condenados anticipadamente” y rechazó categóricamente las versiones de que es un preso VIP en el penal. “No tengo ningún privilegio”, afirmó.