El petróleo se hunde por temor a posible desaceleración de la economía global

Pronósticos económicos negativos y más temores por el Brexit. El crudo WTI opera en torno a los u$s 47 en el Nymex. En Londres, el Brent se mueve por encima de u$s 48 el barril.
Martes 5 de julio de 2016

El precio del petróleo ajusta posiciones con fuerza en los mercados internacionales, en medio de las preocupaciones respecto a que una posible desaceleración en el crecimiento económico global debilite la demanda y las señales persistentes de abundantes suministros en el mercado. En Nueva York, el crudo WTI se hunde 4,06 por ciento, hasta los 47 dólares el barril de 159 litros en el Nymex.

En Londres, el Brent cae 3,89%, hasta los u$s 48,15 el barril.

Las operaciones en uno de los principales fondos del mercado inmobiliario de Reino Unido fueron suspendidas, en una señal del estrés financiero posterior a la salida del país de la Unión Europea.

Se espera que una serie de datos de China que serán divulgados en las próximas semanas arrojen debilidad en la actividad del comercio y la inversión.

El banco británico Barclays remarcó en un reporte que la preocupación sobre la economía global estaba pesando sobre el mercado del crudo.

“El deterioro en la perspectiva económica global, la incertidumbre del mercado financiero y los efectos sobre áreas clave del crecimiento de la demanda petrolera probablemente exacerben las ya mediocres tendencias de crecimiento de la demanda”, indicó.

También se espera que los próximos datos económicos de China muestren una producción industrial decepcionante y otra caída en las reservas extranjeras, lo que refuerza la percepción de que Pekín lanzará más medidas para estimular la economía.

El petróleo fue respaldado en los últimos meses por la percepción de que el exceso de suministros que había recortado los precios a la mitad en los últimos dos años podría estar aplacándose, lo que se sumó a recortes de producción en Canadá y Nigeria.

Aún así, persisten las señales de que la oferta sigue siendo abundante.