Messi y su padre, condenados a 21 meses de cárcel

Fueron encontrados culpables por evadir a la Hacienda española por un total de 4.1 millones de euros. No cumplirán prisión efectiva por por tratarse de una pena menor a los dos años.
Miércoles 6 de julio de 2016

Lionel Messi y su padre, Jorge Messi, fueron condenados a 21 meses de cárcel por fraude fiscal a la Hacienda española, aunque no irán a prisión.

La Audiencia de Barcelona determinó que ambos defraudaron a Hacienda en 4,1 millones de euros en los ejercicios 2007, 2008 y 2009, al no haber pagado en España los impuestos por los ingresos percibidos por los derechos de imagen.

"En principio, no implica ingreso en prisión para ninguno de los dos por tratarse de una condena menor a dos años", informó El Periódico de Cataluña.

Messi declaró en la causa el 2 de junio, apenas días antes del comienzo de la Copa América Centenario en Estados Unidos, y en esa oportunidad aseguró que "nunca" mira los contratos debido a que es su padre quien "se encarga".

La Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria, había solicitado 22 meses y 15 días de prisión para el futbolista y su padre.

La familia Messi ya había depositado 5 millones de euros y se puso al día con la agencia tributaria.
El rosarino la pasó mal en el último tiempo debido a esta causa, por la que se llegó a sostener que tanto él como su padre podrían ir a la cárcel.

"Claro que le afecta. A Leo no le es indiferente lo que pasa con su familia", dijo Gerardo Martino, el ahora ex entrenador del seleccionado, días antes de viajar a Estados Unidos.

Esa competencia derivó en una nueva frustración por la final perdida ante Chile y en el alejamiento de Messi del seleccionado, mientras que días más tarde le siguió Martino, desgastado por una AFA acéfala y ninguneado por la dirigencia, que le negó jugadores para el equipo olímpico.