Luciana Báez presentó escrito y negó tener cuentas en Suiza

La hija del empresario patagónico imitó la estrategia planteada por sus hermanos y cuestionó a Casanello. Además, le pidió regresar a su domicilio en Santa Cruz.
Jueves 7 de julio de 2016

Luciana Báez, una de las hijas del empresario kirchnerista Lázaro Báez, afirmó hoy por escrito ante la Justicia no poseer cuentas bancarias en el extranjero, en el marco de la causa en la que es investigada por presunto lavado de dinero.

A través de sus abogados, Claudia Balbín y Santiago Viola, Luciana Báez eligió la misma vía que su padre y sus hermanos para defenderse ante el juez Sebastián Casanello.

En el escrito, la mujer afirmó: “No poseo cuentas en el exterior y nunca he estado en la sede de los bancos a los que se hace referencia”.

“Descarto desde ya que hubiera hecho depósito alguno y/o ordenado transferencia de los fondos mencionados”, insistió.

Pero, además, reiteró la línea argmental según la cual Casanello no precisó qué delito le imputa, no tiene prueba directa de ella, y la información que le aportó la Unidad de Información Financiera (UIF) no puede ser utilizada como elemento de cargo en su contra.

“La citación a indagatoria parecería responder a una presión mediática y un claro direccionamiento del expediente por parte del juez hacia mí y mi familia”, embistió.

“No existe en el expediente ni una sola prueba que dé cuenta de que yo hubiera efectuado maniobras de lavado de dinero ni que hubiera cometido algún delito”, desafió.

En ese contexto, adelantó que “si en algún momento a lo largo de la tramitación del expediente el juez decidiera basar las imputaciones en pruebas concretas y explicar con claridad los hechos que se me imputan, podré explicar con mayor claridad y detalle cualquier cuestión que me fuera preguntada”.

Finalmente, la hija de Báez le pidió a Casanello que le permita regresar a su domicilio, en Santa Cruz, ya que el juez la obliga a permanecer –al igual que a sus hermanos- en la Capital Federal.