Continúa la pesadilla en EE.UU.: hieren a policía en San Luis

El agente herido en un control de tráfico se convierte en la última víctima de la ola de violencia racial que vive el país a raíz de la tragedia de Minnesota, donde mataron a 5 policías.
Viernes 8 de julio de 2016
Un agente de la Policia de la ciudad de San Luis herido de bala en un control de tráfico se convierte en la última víctima provisional de la ola de violencia que vive EE.UU. a raíz de la tragedia de Minnesota.

El agente recibió un disparo en el cuello procedente de un vehículo durante un control de tráfico. El sospechoso ha sido detenido después de una persecución policial a pie.

La Policía describe al principal sospechoso como un hombre afroamericano alto y delgado que vestía camiseta gris y pantalones vaqueros azules y conducía un Ford Taurus azul.

Se informa de que el agente ya ha sido trasladado a un hospital.

"El policía ya ha sido intervenido. Su familia está en el hospital. Estoy feliz de informarles que se pondrá bien", ha declarado el jefe de la Policía local.

Cinco policías han muerto y otros siete han resultado "gravemente heridos" en un tiroteo registrado el jueves en la ciudad de Dallas (Texas, EE.UU.) durante las manifestaciones para pedir justicia para los dos afroamericanos que esta semana fueron violentamente asesinados a manos de agentes de policía, informa en su cuenta oficial de twitter el Departamento de Policía de Dallas. Según ha informado el jefe de la Policía de Dallas, al menos 2 civiles y 12 policías fueron tiroteados por los francotiradores.