Autor del atentado en Niza habría recibido 100.000 euros

Mohamed Lahouaiej Bouhlel le habría mandado esa suma a sus familiares a Túnez. Los investigadores tienen pruebas de que el atentado fue premeditado y detectaron mensajes a supuestos cómplices.
Lunes 18 de julio de 2016
Mhamed Lahouaiej Bouhlel, el autor del atentado en Niza donde murieron 84 personas, habría enviado unos 100.000 euros a sus familiares en Túnez unos días antes de la masacre.

También los investigadores sostienen que el ataque fue minuciosamente planeado por su autor, que envió mensajes a algunos de sus posibles cómplices.

El transportista de 31 años, que embistió a una muchedumbre con un camión dejando 84 muertos, “se tomó además una foto al volante del camión entre el 11 y el 14 de julio” que envió por SMS, según las fuentes.

Varios testigos, entre los cerca de cien interrogados por la policía, mencionaron también por primera vez que mostró signos de religiosidad. Su padre en cambio había afirmado que “no tenía ningún vínculo con la religión”, que bebía alcohol y no iba a la mezquita.

Por otra parte, fuentes allegadas a la investigación indicaron que Lahouaiej-Bouhlel, hasta ahora desconocido de los servicios de información franceses, estuvo con el camión en el paseo de los Ingleses el 12 y el 13 de julio preparando el atentado del 14 de julio.

Al penetrar el jueves por la noche con su camión de 19 toneladas en el famoso paseo, atestado de familias y turistas que celebraban la fiesta nacional, Lahouaiej-Bouhlel arrolló a la multitud y mató a 84 personas, entre ellas diez niños y adolescentes, e hirió a otras 200.

Entre las víctimas mortales figuran 17 extranjeros.

Ayer, 85 personas seguían hospitalizadas, 18 de ellas, incluyendo a un niño, con pronóstico reservado, informó la ministra de Sanidad, Marisol Touraine.

Además, las autoridades francesas dicen que resta identificar a 16 de los muertos y un herido en el ataque en Niza del Día de la Bastilla.

Según algunos de sus vecinos, el atacante, que la organización yihadista presentó como “un soldado del Estado Islámico”, tenía un perfil de persona desequilibrada, que vivió múltiples “crisis” familiares.

Las autoridades detuvieron el domingo a otras dos personas, un hombre y una mujer, según una fuente judicial. Cuatro hombres del entorno de Lahouaiej-Bouhlel seguían arrestados.

Su exmujer, detenida desde el viernes para ser interrogada, fue puesta en libertad.

Todo indica que el atacante “se radicalizó muy rápido”, aseguró el sábado el ministro del Interior francés Bernard Cazeneuve, en base a testimonios de allegados.

“Nos enfrentamos a individuos sensibles al mensaje del Estado Islámico, que llevan a cabo acciones extremadamente violentas sin necesariamente haber combatido o haber sido entrenados”, añadió el ministro, destacando que se trata de un “nuevo modo” que ilustra “la extremada complejidad de la lucha antiterrorista”.