Agro: paro de transportistas frena el 80% de exportaciones

Los empresarios del transporte de carga le reclaman a los productores del agro tarifas más altas para trasladar sus productos. Continuará hasta que el Gobierno de una respuesta al reclamo.
Lunes 18 de julio de 2016
El vicepresidente de la Federación de Transportistas Argentinos (FETRA), Pablo Agolanti, señaló hoy que el acatamiento al paro de transportistas cerealeros “es muy alto” y afirmó que la medida, que incluye más de 350 asambleas en rutas y presencia en los puertos, continuará hasta que el Gobierno de una respuesta al reclamo.

“El acatamiento es muy alto a nivel país; estamos en asambleas en las rutas y en los distintos puertos, empezando en Bahía Blanca y terminando en Timbúes, en el departamento San Lorenzo, en la provincia de Santa Fe”, explicó a Télam el dirigente.

El paro, convocado por FETRA y la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (CATAC), se organizó ante el "fracaso" en las negociaciones por el aumento de la tarifa con las entidades del agro y la situación que atraviesa el sector por el aumento de los insumos y la "ausencia de políticas públicas que fortalezcan el desarrollo de la actividad”.

También exigen la implementación de un sistema de cupos numerados, un plan de renovación de flotas acorde a las necesidades del sector, el incremento de la seguridad en las zonas portuarias con presencia de fuerzas nacionales, subsidios en los peajes e inversiones en infraestructura vial y accesos a puertos.

El paro se realizará en el momento en que se encuentran despachando los últimos lotes hacia los puertos, para su exportación.

“Todo el sector de la agroexportación se ha visto muy beneficiado y el único eslabón que no se beneficio es el transportista de granos; tenemos importante tarea de que el sector cumpla con sus compromisos internacionales, y no nos están escuchando", advirtió.

La medida de fuerza se lleva adelante en las principales ciudades de las provincias cerealeras: Santa Fe, La Pampa, Santiago del Estero, Salta,Tucumán, Chaco, Entre Ríos, Córdoba, La Pampa, sur de San Luis, y Buenos Aires.

Dentro del territorio bonaerense “hay una gran convocatoria en rutas en Quequén, Bahía Blanca, Ramallo, Junín, Olavarría, Azul, Carlos Casares, Pehuajó, Colón, Arrecifes, Pergamino, Tres Arroyos, Tandil, y Coronel Pringles”, aseguró.

Y agregó que “están los camioneros en la ruta dejando circular pero muy presentes y en varios pueblos del interior, algunos no tan grandes, también están reclamando”.

“Tenemos la tarifa totalmente desfasada; de febrero a mayo tuvimos un incremento del 31% de costos; es una situación límite, estamos trabajando a pérdida, es imposible continuar”, indicó.

Agregó que la situación “genera un gran problema” con los choferes al no poder mantener los costos: “En esta área la relación con el chofer empresario es mucho más humana, y hoy casi no les podemos pagar”.

Agolanti explicó que la medida, que se inició anoche a las 0 hora, va a terminar cuando el Gobierno nacional llame con una oferta seria, "le de al sector la posibilidad de trabajar justa y dignamente".

“Hoy en los puertos no ha ingresado ningún camión lo que se pude ver en las planillas son los camiones que han estado desde el sábado hasta ayer”, añadió.

Sobre las consecuencias de la medida de fuerza, subrayó que el paro "podría frenar la exportación".

"No es algo que nosotros queramos que suceda, lo ideal sería que hoy nosotros estuviéramos viajando, simplemente hoy no
estamos cargando, y no lo podemos hacer porque no hay ganancia, estamos trabajando a pérdida", remarcó.